Crisis global en la era de Donald Trump

Alain Mesili
Publicado en mayo 2017 en La Migraña 21
Rounded image

El drama de la desestructuración de una economía para anteponer el control social, en diferentes partes del planeta a lo largo de la historia, no es nuevo, a diferencia ahora, se instala el método en la primera potencia, -teóricamente amparada en ideales en armonía entre gobernados y gobernantes-. Alexis de Tocqueville citaba en su libro: “De la Democracia en América” (1835-1840) su admiración de: “cómo se concentraba en una sola nación gente de origen tan diversa con el mismo sentimiento pionero, un nuevo mundo que aportara luz al universo”. Obra clave para entender la América revolucionaria de 1778, la revolución emancipadora del yugo británico era portadora de esperanza para la nueva nación triunfante sobre colonizadores del viejo continente, filibusteros caribeños y piratas ingleses.

De tal noble filosofía a semejanza de otras revoluciones europeas, a casi doscientos cincuenta años, ¿en qué resultaron los valores plasmados en la constitución norteamericanas, sólo bandejas en el Capitolio y edificios oficiales?

Nación cosmopolita cargada de ideas de progreso, deísmo, símbolo del pacto social y pensamiento colectivista, copiando el carácter de la sociedad europea del siglo XVIII, dos siglos más tarde paso a depurarse y desarrollar una especie de atributo a la exclusividad de apropiación indebida de la democracia, desterrando de ella del mundo exterior. A partir del consenso en la conferencia de Yalta (1945) entre Stalin, Churchill y Franklin D. Roosevelt, Inglaterra ratificaba la superioridad estadounidense por llevar occidente a la prosperidad. Pero en resumen; Estados Unidos condujo 219 guerras en 250 años desde su creación.

Los teóricos del absolutismo

La interpretación cartesiana de las tesis de Francis Fukuyama (“El fin de la Historia”), Samuel Huntington, Christopher Layne y la obstinación de la teoría de la expansión hacia Rusia y China de Zbigniew Brzezinki, fracasaba, la teoría del clásico orden mundial se mutaba en el desorden al designar a Moscú nuevamente enemigo, y peligrosa para la seguridad nacional de EE.UU. La idea del absolutismo ideológico donde el debate de política exterior y relaciones internacionales se confundía en debates americano-americano supeditado al “excepcionalísimo” errático. Se ofende la historia; ningún imperio –salvo el romano– duro siglos. En debates sobre política exterior, en el senado, no se pide opinión de nadie ni de los interesados, usa el derecho de intervención extraterritorial como tarjeta de modelo democrático valido para todos, incluyendo a su misma sociedad.

La doctrina “Wolfowitz, es co-responsable de la estrechez actual del espíritu estadounidense; por hacer de Estados Unidos la primera “administración del mundo”, no dudó en liderar guerras y así enaltecer “la voluntad de los americanos para obligar a las dictaduras a respetar los derechos por la vida” (The Rockefeller Family fund vs Exxon”, The New York Review of books, December 8th, 2016). La política exterior nos ayuda a entender el avasallamiento del derecho que se otorga Washington sobre la sociedad y viceversa. La violencia caracteriza desde siempre la política contra la comunidad civil, el castigo como acto de redención aplicado a “mano militari” sin criterio judicial.

El despertar kafkiano

El empleado americano está lejos de gozar los privilegios sociales, de su par Europeo. Si no fuese por el PIB alto (PIB nominal: 15 064 en millardos, secundo detrás de la UE: 17 577 millardos o sea: 29,89% del PIB global). La naturaleza del poder duro (por el aspecto militar) de los EE.UU se ha vuelto económicamente una autoridad blanda de corte autoritaria impulsando una nueva definición de su otrora situación de superpotencia: la violencia doméstica.

En toda la historia sindical y luchas reivindicativas el pueblo estadounidense no logró conquistas sociales de importancia. Contrariamente a ciertas naciones del sur quedó enfrascado en luchas intestinas con núcleos mafiosos, no alcanzó oxigenarse fuera de la corrupción endémica minando el tejido laboral. El oportunismo en la gestión colectiva, la impunidad reinante rompe el derecho al foro sindical. Las decisiones ejecutivas son en gran medida ajenas al mundo obrero, el empleado público, nivel medio, alto, al estilo de antiguas “repúblicas bananeras” tercermundistas ve su estabilidad depender del partido en el poder. Incongruencias de leyes y normas del peculiar código del trabajo actual.

Factor que dificulta la reactivación económica; salarios bajos, desprotección y precariedad, el trabajo informal se ha expandido a todos los estados. Característica del síndrome de la pobreza; las plazas y calles llenándose de vendedores ambulantes, no sólo por migrantes sino americanos ganándose con penas la vida.

“Día a día, el despertar de millones de estadounidenses se convierte en pesadillas kafkiana, la incertidumbre desasosiego en una nación que hombres y mujeres al final de la tarde no tiene seguridad de lo que le espera el día después” (causedupeule.net – arretsurinfos.fr). Parte de la población cree que el empresario Donald Trump puede ser el hombre providencial.

Síndrome de la pobreza y deuda pública

Los Estados Unidos están en banca rota, el país cae bajo el peso de las deudas que no puede reembolsar, peor ahora, es incapaz alcanzar una tasa mínima de crecimiento, lo cual impide al 38 % de la población ahorrar, crearse una renta de vejez digna.

David Stokman relata el contenido de una controversia entre el presidente de la Cámara, John Boehner y el ex presidente Barack Obama en 2015, en referencia al límite del techo por la deuda admitida, que año tras año crece y pulveriza lo acordado sin equilibrio racional con ingreso superior a los gastos. 2017 será el año de todos los peligros, por la economía en mal estado, descalabro y desaceleración de la economía formal. Por inversiones localizadas, esencialmente el aparato militar -o- industrial, la mayor fuerza laboral es de corte militar, estimula tan solo el sector privilegiado a espaldas de la demás administración pública. El sitio: Superstation95.com, alude al surrealismo del tesoro derritiendo el 30% /mes de su liquidez, significando quedar sin cash en unos meses para gastos administrativos corriente. El sistema se ve ya afectado y Wall Street entra en versión pánico. Al menos de una clarificación o une solución con bonanzas de entradas fiscales para cubrir el enorme déficit, de esa manera no entrar en recesión persistente, de un acuerdo presupuestario en el Senado, la administración deberá seguir prestándose a tasas elevadas de la banca privada. Caso contrario: las tarjetas EBT para comprar alimentación en las tiendas y programas de ayuda Nutricional para las familias en dificultades económicas (SNAP) serán las primeras en sufrir consecuencias.

Los hogares jóvenes (12,6%), por la facilidad otorgada con la tarjeta crediticia compran y viven a crédito, hipotecan el derecho a la dignidad. Al decir de economistas el país convive en medio de una burbuja financiera gigante (verouvaton.blogspot.ch –Club Orlov) sostenida por círculos banqueros y organismos financieros, más cercanos a la práctica del hurto y malversación masiva. Los préstamos sobre bienes básicos de la gente, que ni apela a la justicia por temor a las penalizaciones ejercidas en su contra, es cosa común en todo Estados Unidos. El gobierno federal es incompetente para producir bienes, donde la solicitud de consumo pone al ciudadano a merced de las exigencias de préstamos usureros, lo cual no abrevia la práctica sino cultiva la disputa social.

En esas condiciones contrapuestas a sus deseos, Trump difícilmente podrá reorientar la imperante mentalidad en su actual mandato. La dictadura del mercado acuñado por el pensamiento liberal pasa por la City de Londres en connivencia con la BCE (Banco Central Europeo), bajo preceptos de Berlín, y la colusión con la FED donde están asociados bancos y mega corporaciones interconectados a un mundo convertido en un pueblo infeudado. Espécimen de «Pueblo-mundo», el que no responde nación alguna y defenderá sus intereses contra Trump o cualquier otro jefe de estado, formulando variaciones en las relaciones y preceptos del mercado. La preponderancia económica busca esquivar toda reglamentación pública en una economía globalizada, el obrero americano, europeo o latinoamericano es meramente “instrumento” de producción, adquiere una apreciación más peyorativa: mercantilización de la mano de obra.

La era destructiva

El colosal déficit de los fondos de jubilados, escabroso resumen de la desigualdad, la economía lisiada, otras anomalías sociales de la era Obama. La especulación bancaria sobre la deuda educativa con tasas de interés codiciosas poniendo en estado de esclavitud laboral a millones universitarios, los que encima del peso de deudas no logran concluir sus estudios. El bienestar en las grandes ciudades periclitó de tal manera que hoy, según un estudio de la Universidad de Princeton, los autores: Deaton y Anne Case, tocan la alarma, reclamando con urgencia la atención de los políticos, bajar a la calle y tomar el pulso de la sociedad.

Los datos del documento técnico del Departamento de Comercio Estadounidense son perturbadores; 46,7 millones de personas de mayor vulnerabilidad, conocidas como: “unrelated subfamilies» se encuentran al umbral de las penurias, el indicador referente a pobreza testifica que 12 millones de americanos buscan refugios y como alimentarse día tras días (20,08 millones de personas es clasificada como “pobreza severa”). El ingreso medio por hogar es de 53.657 dólares anual mientras el ingreso anual de hogares afroamericanos baja en 35.657 dólares y los hogares de mayor pobreza son encabezados por personas entre 15 y 24 años: 34.065 dólares y hogares de jubilados mayor a 65 años con 36.895 dólares.
En cuanto a la franja con mayor desigualdad 20% de la población (el índice nacional GINI resume la dispersión de ingresos, para la que renta, apenas alcanza: 21.432 dólares, hasta menos 16.984 dólares anual cuando se habla de familias destruidas por violencia u otras razones, mientras el índice de renta del 5% de la población se situá en 206.568 dólares o más, al otro lado del espejo 97 millones de personas están fuera de la fuerza laboral, una cifra descomunal de la que poco se comenta.

Elecciones históricas

Las elecciones de 2016 quedarán como objeto de estudios políticos, serán el mayor paréntesis electoral desentonado en la historia norteamericana. El investido Donald J. Trump sin experiencia política de repente irrumpe en el artilugio etéreo donde todos se entienden por medio de códigos y léxico incomprensible para el neófito. Trump es una curiosidad, réplica del populismo latinoamericano tantas veces denigrado por la Casa Blanca. Postulante electoral de quien sus actitudes bruscas y retóricas acusatorias sin medias palabras, no alcanzan la comprensión de sus iguales, profesionales del ardid político. Contra todo pronóstico su insolencia y tono agresivo le allanó el camino a la presidencia, no fue tal, llevó una campaña excepcionalmente bien pensada.

Primera potencia omnipresente en los asuntos del mundo es, sin embargo sumida en la división y polarización extrema, en la que el “pensamiento único” se vuelve una reliquia y el “consenso” una estampa del pasado. Si no fuese una nación híper militarizada, no cabe duda; llevaría el Sur a bufonearse del tío Sam. Encontramos cientos de análisis del discurso del presidente en su toma de poder y ninguna reúne el sentido que Trump quiso dar, no al establishment sino al 0, 30% de la población que lo escaló al poder. Con una condición: terminar la deslocalización del capital, sinónimo del desempleo local, la orden de la elite anti globalista: retornar los capitales y el empleo a casa, iniciar un periodo de bonanzas domesticas; reconstruir las infraestructuras en ruina por décadas de dejadez, comenzar el “nuevo orden económico” para una nación “fuerte y más justa” pese a que signifique aislarse, retirarse de convenios internacionales y deshacer tratados. Nadie hasta ahora, tuvo la audacia de disputar tantos acuerdos y anularlos a su antojo. El ex candidato actual triunfador “Donald” no puede negar a todos sus compromisos de “Primero América”

Las elecciones más tecnológicas de la historia

El sistema electoral estadounidenses nunca ha sido un voto directo, Stephen Schmidt, profesor de la Universidad de Iowa, así lo expresa:

El sistema está diseñado para que los votos electorales reduzcan el poder popular, explica que los candidatos hacen campaña solo en 11 estados importantes (Iowa, Ohio, Wisconsin, Florida, Nueva Hampshire, Carolina del Norte, Nevada, Colorado, Pennsylvania, Virginia y Wisconsin). Tampoco hay una verdadera contienda y las ideas no fluyen sino eslóganes mediocres dirigido y accesible a una población de poco nivel intelectual, repetidos incansablemente por los medios oficialistas. El equipo de campaña de Trump, uso el material de inteligencia y espionaje cibernética, tal como Obama ganó su segundo mandato utilizando 150 millones de datos personales favorecido por Facebook y Yahoo. Entre unos 200 millones de perfiles recabados en diferentes plataformas cibernéticas unos 50 millones corresponden a personas sin filiaciones políticas pero sensibles a otras preocupaciones, la mayoría son blancos del “país profundo”, de estas unas 16 millones fueron escrupulosamente “estudiados”. Por su parte las milicias armadas, concurrieron a funcionar como correas de transmisión; trajeron millones de votos a los republicanos, mientras Clinton-Obama, seguros de la victoria anunciada por la prensa nacional e internacionales se erosionaron en una guerra de ataques y desprestigio hacia el hoy vencedor que todavía no se resigna a entregar a los neoconservadores la conducción ideológica de la nación.

Migración

En un hecho sin precedente, hemos escuchado, visto leído insultos de presentadores de los principales medios por cables y periódicos hegemónicos contra su nuevo jefe en la Casa Blanca. Haciendo gala de virtud moral pro derechos de migrantes cuando ningún gobierno como el del ex presidente Obama deporto a tantas personas indocumentadas (George W. Bush: 201 millones – Barack Obama: 2,8 millones según el Departamento de Seguridad Nacional). Hay 11 millones de indocumentados y, la mitad son mexicanos (centro de Investigación “Prew”- “America Voice”). Respeto a la nueva administración, los medios de comunicación comparan el gobierno de Barack Obama a “un romance juvenil” que extrañan (Center for American Progress). No obstante en su discurso del 28 de febrero en el Capitolio, el presidente no sólo fue conciliador ahora busca una solución “humana” al problema migrante. Todos conocemos la explotación laboral de que es objeto, no simpatizan a muchos americanos pero son útiles a las cosechas, en la construcción y labores mal remunerados que a ningún ciudadano legal aspira. Para que el servicio de migración gane la palma de oro deberá deportar a unas 3 millones de personas e impedir que sean sustituidos por otros tantos pasando en busca de empleos.

Globalistas y nacionalistas

La investigación realizada por la organización independiente “Wealth-X” en colaboración con UBS (Unión de Bancos Suizos) sobre las 50 personas más ricas del planeta indica que controlan 1,46 trillones de dólares, 29 de ellas son norteamericanas, aunque las demás de la lista estén ligadas al poder financiero transnacional con centro de operación en la Bolsa de Wall Street. 8 individuos (por orden de importancia: Armando Ortega, Bill Gates, Warren Buffet, Carlos Slim, Jeff Bezos, Marc Zuckerberg Michael Bloomberg, Larry Ellison) poseen el equivalente de la mitad de la población mundial de la clase media – media baja a pobre, lo cual corresponde a 3,8 millones de habitantes.

Este acápite da a entender porque el nuevo presidente americano se rodeó de ministros súper ricos en pos del complimiento a sus votantes. El peso de tan solo 17 miembros de esta administración conjuga haberes anuales de 120.000 familias norteamericanas percibiendo $us 83.000 cada una o un cúmulo financiero equivalente al PIB de 100 países, es decir, el 1,9% va imponer su agenda económica. El equipo gubernamental cuenta reformar en profundidad las directrices económicas internas, no a favor del trabajador cuya función será reforzada como mano de obra del nuevo capital por implementar sino por iniciativa de los anti globalistas. Una de las etapas hacia delante, sería la intención de adhesión del gobierno US a la Banca Asiática de Inversión para las infraestructuras iniciadas por Pekín. Si tal era el caso, entonces los EE.UU, no tendría por qué confrontarse a China sino cooperar a la Ruta de la Seda, lo que vuelve inútil la guerra en Siria y Ucrania, favoreciendo mayor inversión en infraestructuras con el ahorro de dos confrontaciones con Rusia. Imaginémonos billones de dólares retornando a las arcas. La economía del norte se vería robustecerse, proceso nacionalista contra lo cual batalla la oposición demócrata con parte de los republicanos, ¿un freno al declive de Goliat?

Wall Street, el agujero negro de las finanzas

La práctica perniciosa de la banca desde la bancarrota de 2008 puede volver en cualquier momento e incidir sobre la inclusión de otros millones de personas en el descenso social, se llama el “lado oscuro del alma de Wall Street”, la plaza financiera no crea riquezas, su rol es especular al servicio de sus socios. No crea riquezas aunque cotiza en la bolsa la mayoría de las empresas privadas, las que pagan impuestos y sustentan parte de los gastos públicos. Los observadores notan que los gobiernos se han dedicado a consumir las riquezas y continúan la bulimia sin sorprenderse del descenso de las reservas.

El equipo económico del nuevo Potus 45 (cuenta twitter que se asigna a los presidentes para verter sus propias comunicaciones públicas), es consciente del hecho, pese a que no se advierte todavía tomas de decisiones coherentes de fondos especulativos. No olvida la razón de su mandato, reconfigurar la aprobación demócrata, reorientar los fondos de programas mal concebidos en la era anterior, pero su buena voluntad no abastece las expectativas. Si bien el Dow Jones sube a récores a poco más de 40 días de presencia en el despacho del Salón Oval, no disipa limbos y dudas; la finanza requiere de acciones concretas y decididas, Wall Street quiere asegurarse de ¿quién dirige el barco? Y lo dirige “Potus” porque a contrario de los candidatos políticos, desconociendo la complejidad financiera, sabe cómo manejar empresas. El primer discursos oficial tomó un giro artillero, llevó Wall Street al cielo con el entusiasmo del Nasdaq Composit Index, el Russel 2000 (pequeñas empresas) el Don Jones y otros indicadores bursátiles, “tomando consciencia que había terminado la campaña electoral”. Wall Street alabo públicamente las buenas palabras del presidente (Wall Street Journal), palabras que hacen trepar las ganancias. La economía pública es un sector en déficit constante mientras el sector privado en auge queda imperturbable a la realidad.

Plan de salvataje de la banca

El Plan de salvataje del gobierno a favor de Wall Street y demás responsables del Crash de 2008, ha sido pagado con una austeridad implacable; 8 años más tarde, el Producto Interior Bruto de las clases laborales está en su nivel más bajo desde la Segunda Guerra Mundial. Lo cierto es que la política oficial del congreso permite a las grandes bancas del país el saqueo del público, no hay leyes eficaces de protección. A raíz del crash de 2008 se creó la Ley de Reforma Dodd-frank, la peor crisis financiera desde la gran depresión de los años 1930.

Pese a las promesas de Obama para reformar seriamente las prácticas bancarias deshonestas, acostumbradas al pillaje del ahorro público y ejercicios arriesgados de las finanzas, Wall Street con éstá Ley de Reforma adquirió mayor poder e impunidad. Se le permitió extender sus operaciones mundiales de préstamos usureros a instituciones o organismos en naciones pobres de América Latina, África y Asia. La reserva Federal culpable de “negligencias” condujo a la crisis mencionada, el presidente Obama en lugar de tomar precaución, simplemente no aplicó guardabarros, tal es así, que la Oficina de Investigación Financiera del Tesoro Americano advirtió al nuevo gobierno que dos de los bancos de Wall Street: JPMorgan y Citigroup podían colapsar y contagiar a todo el sistema financiero estadounidense con fatales consecuencias a nivel planetario pero Donald Trump primero ayudó a sus camaradas.

Trump ambiciona negociar apoyo de Wall Street al proyecto suyo, a cambio del indulto por infracciones a las leyes federales y negociaciones sucias en el mayor paraíso fiscal del mundo en su propio territorio.

 

El mayor paraíso fiscal del mundo: Delaware, Estados Unidos

Delaware, entre 50 estados, uno de los menos poblados. Delaware es un paraíso fiscal en territorio norteamericano, alberga 250 mil empresas, jurisdicciones offshore corporativas donde la legislación permite la exención de impuestos por sociedades limitadas (LLC), incluyendo a manos de extranjeros no residente; siempre y cuando no operen dentro del estado. La contradicción del sistema es tan maliciosa que las filiales de los Holding empresariales establecen su sede central en el Estado de Delaware y, sus subsidiarias operativas en otros estados. Así es que 58% de las empresas de Fortune 500, tienen sede en Delaware. El escándalo de la firma Fonseca, ”papeles de Panamá”, es poca cosa al lado de Delaware. Protegido por leyes federales, ningún gobierno puede pretender pedir cuentas a las autoridades estadounidenses que investigan paraísos fiscales ajenos.

Las empresas US en paraísos fiscales poseen 1,4 billones de dólares (The Guardian, ver informe de la ONG: OXFAM), superior al PIB anual de España a través de una red opaca y secreta de 1.608 subsidiarias registradas, de las que 50 compañías estadounidenses de primera importancia fugaron sus capitales. Las firmas como Apple, General Electric o Microsoft a pesar de privar el país de impuestos correspondientes, pesan sobre la economía nacional y funcionan ya como gobiernos globales imponiendo sus propias políticas económicas, imponiendo a Bruselas considerarlas bien público excepcional mediante servicios informátivos a la humanidad. Bruselas hizo el pedido correspondiente de impuestos de varios años no ejecutados, al parecer se llegó a un acuerdo de “caballeros” como es costumbre.

América exhausta

Vivimos en una cultura en la que las palabras son más importantes que los actos, frecuentemente el ciudadano se extraña de que alguien diga con rudeza lo que cree su compromiso. América esta exhausta de tantas guerras, querer tomar la responsabilidad de los asuntos del mundo agota. En contraparte, el Estatus de la primera potencia mundial anhela seguir los “juegos de guerra”, su fuerza son las sanciones e intromisión en otros gobiernos, lo que la hace fuerte y moralmente en el envoltorio de los buenos. Venezuela, Nicaragua, Ecuador de Correa o Bolivia de Evo Morales son el cascarón de los malos, intervenir estas soberanías es un deber democrático para EE.UU. Donald Trump, renegado, de sus discursos de campaña “no intervenir en políticas de otras naciones”, queda una vez más en palabras suplantando a los actos esperados por el mundo. El portal “ZeroHedge.com”, perspicaz medio de información en relación al “underground” presidente, reportó la primera locución suya en el Congreso: ”Mi trabajo no es representar al mundo. Mi trabajo es representar a Estados Unidos”. Si la izquierda liberal no estuviese adherida a las ideas del imperialismo humanitario, ciertos programas de Trump parecerian progresistas. No quiere decir que el nuevo presidente tenga ideas progresistas en el sentido clásico conceptualizado en Europa o América Latina, pero si, como se lo entiende en Washington, en comparación a los gobiernos habidos.

Bernie Sanders tampoco lo es, si lo fuese hubiese peleado por sus creencias frente a la maquinación de Hillary Clinton, la candidata lo eliminó de forma fraudulenta. Sanders es parte del fenómeno, aunque más frágil en el campo demócrata como lo es Trump en el espectro republicano.

Geopolítica del caos

La doctrina Bush estipulaba que: “La expansión es la vía real de la seguridad”. La doctrina Clinton más ajustada al deber del más fuerte: “Los EE.UU tienen el derecho de aplicar su potencia militar de manera unilateral”. Obama se basó en la visión del historiador, politólogo y diplomático George F. Kennan cuya influencia sobre la política estadounidense hacia la Unión Soviética al salir de la Segunda Guerra Mundial, tuvo resonancia sobre cómo actuar en defensa de los intereses nacionales. G.F. Kennan explicaba a los diplomáticos de entonces que el usar de represión policiaca-militar por los gobiernos aliados es bueno y “no debería causarnos problemas de orden moral mientras sirvan a nuestros objetivos”. Antes de Obama en referencia con sus guerras en Medio Oriente, Ric,hard Nixon en 1971 en el Consejo de Seguridad de la naciones Unidos clamó: “Si los EE.UU no mantienen a América Latina dominada no pueden pretender imponer su voluntad al resto del mundo”, claro… pensaba al bloque de Europa del oeste con intenciones soberanistas a un paso balístico de las fronteras de la URSS. El modelo civilizatorio anglo-sajón se confrontaba al bloque comunista con influencia en distintas parte del planeta cuando China apenas despertaba su potencial.

¿El presupuesto del Pentágono: un plan para la tercera guerra mundial?

A la pregunta de ¿qué tipo de relación desea Estados Unidos con Rusia?, Putin y Lavrov las basan sobre el pragmatismo, el respeto mutuo y comprensión de responsabilidad compartidas para la estabilidad del mundo. El retorno a relaciones “normales” y cooperación militar con la Alianza Atlántica dependen del Gral. De la OTAN, Jen Stoltenberg. Sin embargo, el ex ministro de la Defensa, Ashton Carter, tecnócrata del complejo militar e industrial anunciaba un formidable aumento del presupuesto militar norteamericano para el año fiscal 2017, cuadruplicando el financiamiento militar para contrarestar a Rusia de 800 a 3,4 billones de dólares y previendo el proceso de confrontación con la segunda y tercera potencia nuclear mundial. Anunciando en el “Economic Club” de Washington, la presencia de los principales auspiciadores fabricantes de armas, Boeing y Northrop Grumann, gigantes financieros tales como: Bank of America y Goldman Sachs, Citigroup. No dejaba duda sobre las intenciones del gobierno Obama. Teniendo la certeza de la victoria electoral, Hillary Clinton se comprometía iniciar una guerra frontal contra Irán si era presidente. Ashthon Carter comunicaba a la audiencia que, de los 65 000 tropas ya estacionados en los países de Europa Oriental, fronterizos con Rusia, se esperaba un suplemento de soldados. Siguió señalando que “Washington se prepara para imponer a Rusia un costo inaceptable o disuadirlo de cualquier reacción provocadora, caso contrario, le haría lamentar su intento de repuesta suya contra nuestro país”.

Evocando el artículo 5 de la OTAN, Obama publicaba el aumento de 400 % del financiamiento militar para cercar a Rusia: “Lo que permitirá a los EE.UU reforzar nuestra posición militar robusta en Europa y mejorar nuestra capacidad”. Ashton Carter, al finalizar el encuentro enuncio sin pelos en la lengua los objetivos de Washington sobre la utilización del aparato militar y nuclear para mantener su hegemonía sobre el planeta. “Somos desde hace 70 años la garantía de la estabilidad mundial” –dijo– a los asistentes celebrando satisfechos por una guerra de superior intensidad al horizonte.

¿Donald Trump un hombre de paz en el país de la eterna guerra?

El riesgo de una nueva guerra mundial se origina en las contradicciones del sistema capitalista, -parte del desarrollo de una economía mundializada y la división de la misma entre Estados-naciones antagonistas en las cuales se ha anclado la propiedad privada de los medios de producción – ello encuentra en la dominación global de las economías, tanto la zona euroasiática como en las regiones donde occidente ha sido excluido por la URSS. El repunte económico–militar de la Federación Rusa desde el gobierno de Vladimir Putin y el de China son por la hegemonía, la verdadera amenaza. El segundo mandato de Obama, tuvo su punto más álgido entre este-oeste a raíz de insultos inusuales hacia su colega ruso, actitud que hirió la identidad eslava. El equipo demócrata envió enorme volumen de material bélico, la instalación de misiles, la ocupación naval del mar Negro y otras actividades de inteligencia próximas al territorio eslavo en espiral al límite de la confrontación armada.

La OTAN almacena material balístico en Estonia. Pequeño país fronterizo con el oso polar y miembro de la Organización Transatlántica Norte, para reducir distancia con Moscú y demás importantes ciudades a la trayectoria de misiles estratégicos con cabeza nuclear. El “objetivo madre”: desmembramiento de Rusia, adjudicación de sus riquezas naturales a través de una victoria militar rápida como destructiva. Al modo de la guerra de conquista nazi, la mano de obra barata, una de las fuentes claves que puede extraerse de la clase trabajadora vencida a favor de corporativas internacionales ya no será recuerdo estalinista sino norteamericana y Europea en caso del éxito fulgurante. Parece ciencia ficción, un film al estilo Hollywood que tanto gusta maltratar el mundo exterior y honrar la ecuanimidad de sus héroes de celuloide.

El presidente envía señales confusas a sus aliados, los deja aturdidos, sus comportamientos precipitados, el uso del lenguaje inapropiado preocupa. Que estén tranquilos; el aumento sin precedente del gasto militar sobre disposiciones anteriores es ahora en 54, mil millones de dólares monto considerable a la par de la actualización del arsenal nuclear. No obstante que las alternativas no son muchas, sin olvidar que Barack Obama llevó al mundo al borde de la III Guerra Mundial, Donald Trump ¿cumplirá el sueño del apocalipsis o como lo dijo en entrevistas: “yo, si logró la presidencia, quiero que estemos bien con todo el mundo, que hagamos negocios y no la guerra? A Trump, le queda poco tiempo para mostrar que es hombre de paz.

Rounded image

Alain Mesili

Paris (1949) Estudios de Historia Moderna y Letras en la Universidad de la Sorbona. Director para Bolivia de “Andes Magazine Internacional” del 2007 al 2009. 37 reportajes y películas como Guía/organizador para televisiones europeas, 11 exposiciones fotográficas individuales, 4 Exposiciones fotográficas colectivas, 1 Libro colectivo sobre el agua en La Paz. Explorador y andinista.