Nuevo tiempo y cambio digital

Nuevos subgéneros del videoclip en internet

Juan José Cabrera Rivero
Publicado en Diciembre 2019 en La Migraña 33
Rounded image

Introducción

Desde su aparición el videoclip se convirtió en una de las industrias de mayor crecimiento en el campo de la producción. “En la intersección entre medios audiovisuales y música popular, el videoclip musical es un texto audiovisual híbrido, surgido de la interconexión o confluencia de una serie de tendencias tecnológicas, culturales y sociales en torno a la música popular” (Sedeño Valdellós 2012, 1254).

“En el caso del videoclip la relación entre música e imagen es de mutua dependencia, ya que la ausencia de uno de estos lenguajes imposibilitaría la identificación de este género; sería difícil concebir la existencia de un videoclip mudo, como sucede en el cine”(Sánchez y Alfonso Martínez 2013, 168).

En los años 90 varios estudios sobre comunicación audiovisual pronosticaron un cambio en la industria cultural al incrementarse la tecnología digital. Desde principios del siglo XXI internet reemplazó a la televisión como medio habitual para la distribución y consumo del videoclip, si bien en algunos países como Bolivia esto tardo un poco más en suceder. Desde la creación de YouTube y otros medios similares, la narrativa audiovisual del videoclip sufrió un cambio con su difusión y masificación por internet se descartó la necesidad de limitar el tiempo para narrar historias. A todo esto se afirma que el videoclip adquiere una identidad propia separándose de la canción, lo que permite al usuario consumir ambos productos con sus particularidades intrínsecas. (Patricio y Rufí, 2017).

En pocas palabras se está hablando de un cambio en las prácticas de consumo de los usuarios de videoclips estos cambios implican transformar las estrategias promocionales y permitir la participación de consumidor. “…no solo accede al vídeo musical a través de la gran base de datos de contenidos audiovisuales en que se convierte YouTube, sino que crea sus propios vídeos o edita los de otros autores, como parte de dinámicas de producción autónomas”(Patricio y Rufí, 2017, 578).

El siguiente trabajo va examinar las tipologios más conocidas del videoclip en la web, si bien ya existen artículos que hacen referencia se ve por conveniente observar cómo esta nuevas tipologías han cambiado y si algunas ya han dejado de usarse. En los últimos años se ampliado el número de prosumers (personas que consumen y generan contenidos) con autoría en la producción de videoclips en diferentes plataformas de la web. Además, de ver los cambios legales que han sufrido lugares como YouTube o Vimeo en el campo de la música.

El salto digital como cambio
para el videoclip

El cambio tecnológico que se produjo a partir de los años 90 modificó la forma de percibir la industria cultural, diferentes sectores modificaron el patrón de consumo. En el campo de la música la aparición de la tecnología digital generó una crisis por el incremento de la piratería. Pero no todo fue negativo “El abaratamiento del hardware y el software necesario para este tipo de producciones redujo los costes de producción de los videoclips y dio lugar a una relativa democratización del sector, ya que el número de personas que tuvo acceso a esta tecnología se incrementó significativamente” (Viñuela Suárez, 2013: 169). En muchos países del mundo la tecnología digital cambio el consumo y distribución de la producción audiovisual generando nuevos ingresos para las empresas discográficas, algo que no sucedió en países del tercer mundo donde la piratería creo un efecto adverso. En Bolivia por la economía y los altos costos de productos como DVD o Blu-ray, la piratería se volvió en parte de la vida de casi todos los ciudadanos.

En las últimas dos décadas del siglo pasado el videoclip fue un género que estuvo ligado a la televisión, tanto abierta como la de cable. Su ámbito de difusión y consumo principal fue este medio de comunicación, que con el avance tecnológico se fue modificando. Con la masificación de internet durante la primera década del siglo XXI en abril de 2005 aparece YouTube un portal que masificó los contenidos audiovisuales, un mes más tarde aparece Dailymotion, aunque Vimeo red social basada en videos fue lanzada en noviembre de 2004, casi un año antes que YouTube, por la compañía InterActiveCorp (IAC) recién desde el 2007 ofreció la opción para videos de alta definición.

Actualmente, no es nuevo mencionar que los videoclips que se encuentran en estos portales han cambiado la experiencia de consumir la música en las nuevas generaciones. La plataforma Hootsuit1https://hootsuite.com/es/research/tendencias-en-redes-sociales realiza anualmente un informe de tendencias de redes sociales, de los cuales, se rescata que más de 1 900 millones de usuarios inician sesión en YouTube cada mes, de igual manera, esta red social es la más usada por los países de habla hispana (en Bolivia ocupa el segundo lugar por debajo de Google datos 2019). Las personas entre los 16 y 24 años están usando YouTube, Snapchat e Instagram cada vez más (en ese orden).

Actualmente, se menciona que hay un aumento en la demanda de consumo del videoclip, los índices de contenidos en plataformas online como YouTube ha demostrado que adquiere un protagonismo insólito en internet hecho que justifica el análisis para ver los cambios en las tipologías que han surgido en internet. (Palabra, Patricio y Rufí, n.d.). Así los cambios en el consumo de videoclips han originado su transformación que las grandes empresas discográficas estan aprovechado para promocionar a sus artistas usando los gustos de los nuevos consumidores de las áreas populares urbanas…“el videoclip ha dejado de ser un producto secundario en una sociedad cada día más audiovisual en la que cada vez hay más pantallas en las que el videoclip es un contenido habitual”.(Viñuela Suárez, 2013: 170) De esta manera, un videoclip ya no es solo un producto que es editado como single que busca promocionar a un artista, en manos de los consumidores que, actualmente, se llaman prosumer o prosumidores se incrementa su difusión a través de internet.

Los usuarios de YouTube tienen una cultura participativa, que ha originado el surgimiento del prosumidor mediatico, que no es exclusivo de esta u otras plataformas sociales donde se crean videos. Asi la palabra “prosumidor” queda rebasada por la realidad. “Su construcción semántica (productor + consumidor) sirve para denominar cualquier tipo de acción que realiza el usuario para elaborar un producto y consumirlo, pero las prácticas de la realidad obligan delinear una denominación más específica (prosumidor mediático), desde el punto de vista de participación en la creación informativa”.(Padilla y Pe, n.d.: 233)

El prosumer nuevo agente creador
de videoclips

Con el desarrollo de las plataformas sociales el usuario dejó de ver productos y pasó a producir información que a su vez es compartida, así las redes sociales son medios donde se producen diferentes productos comunicativos que van desde audiovisuales a memes.

En este contexto surge la figura del prosumidor mediático que es la fusión de la palabra productor y consumidor. Su contexto puede variar al no ser de uso exclusivo para personas que crean productos comunicacionales, sino que este término también se lo emplea en la industria, agricultura o informática; en general es empleado en el mundo de las aficiones por excelencia.

Hay que tener encuenta que el origen de esta palabra surgio en 1972, cuando Marshall McLuhan y Barrington Nevitt sugirieron en su libro Take Today que con el avance de la tecnología electrónica el consumidor podría llegar a ser un productor al mismo tiempo. De igual forma, en el libro de The Third Wave (La tercera ola, 1980), el futurólogo Alvin Tofflerse refirió el término «prosumidor» cuando hizo predicciones sobre los roles de los productores y los consumidores, aunque ya se había referido al tema desde 1970 en su libro Future Shock. Toffler habló la saturación de la producción donde las empresas permitirían este crecimiento que no afectaría sus ganancias, sino todo lo contrario, así también argumentó que los individuos controlarian ciertos bienes y servicios que son de su consumo2https://es.wikipedia.org/wiki/Prosumidor. Esto puede ser observado con solo mirar al smartphone de cualquier persona, pues contar con uno es tener una pequeña computadora en la mano que permite realizar casi cualquier cosa, en el caso de los comunicadores y periodistas muchos pueden grabar y editar productos que son subidos a la nube y compartido luego por las distintas redes sociales.

En el caso de los videoclips los prosumidores han realizado una nueva jerarquización de los contenidos ofreciendo nuevos formatos que en algunos casos se alejan de la vieja clasificación de videoclips y en otras las mantienen.

Con el desarrollo de la web 2.0 se produce un cambio surgiendo el youtuber y acabando la subordinación a las industrias audiovisuales, surgiendo la libertad para crear y experimentar.

“El desarrollo de la web 2.0 desafió la estructura piramidal de la producción cultural, ya que permitió a los usuarios de internet participar en la creación de los contenidos de la red…La web 2.0 dio lugar a la creación de wikis, blogs y a todo tipo de páginas en las que el usuario podía sentirse partícipe de una comunidad virtual” (Viñuela Suárez, 2013, 174).

La creación de plataformas o portales de video donde se alojan diversos productos audiovisuales, en este caso videoclips han cambiado la unidireccionalidad de producción, distribución y consumo lo cual ha a cambiado el termino de autoria en el videoclip dando lugar a dinámicas bidireccionales donde surge la modificación e reinterpretación de los audiovisuales.

En este punto el prosumidor …“advierte una necesidad por llegar al espectador/usuario de una forma directa sencilla a través de una edición rápida al corte, con una duración de plano de aproximadamente dos segundos”(Sedeño Valdellós; Rodríguez López y Roger Acuña, 2016: 345). Aquí surgen nuevos parámetros para ser tomados encuenta, si antes se menciona un incremento en el tiempo para narrar un videoclip, ahora se debe tomar encuenta que los nuevos consumidores como los millennials o la generación Z piden productos audiovisuales más cortos y correcatamente narrados.

“Cada red social se convierte en ámbito discursivo propio, brindando a los creadores la posibilidad de estructurar relatos multitextuales, hipervinculados y multidistribuibles” (Padilla y Pe, 2018: 236). Se entiende que una determinada red social tiene características o cualidades que son determinadas por esta al momento de comunicar el contenido.

Así pues, se afirma que la reelaboración de los materiales que van a ser subidos a la web responden a una práctica postmoderna donde se crean pastiches3El pastiche es una técnica utilizada en literatura y otras artes, consistente en imitar abiertamente diversos textos, estilos o autores, y combinarlos de forma que den la impresión de ser una creación independiente. Recuperadpo de: https://es.wikipedia.org/wiki/Pastiche audiovisuales en los que sus autores dejan fluir toda su imaginacióne intenciones más diversasque permiten el surgimiento de múltiples significados (Viñuela Suárez, 2013: 176).

El videoclip y sus tipologías en la web

Varios estudios han revisado y propuesto tipologías o subgéneros del videoclip en la web. Al ser un elemento que esta en constante cambio no existe una clasificación rigurosa y establecida como es el caso del videoclip tradicional, asi que se abordará los formatos más conocidos por investigadores y los más usados por los prosumidores al momento de elaborar sus productos audiovisuales.

Mashup

El mashup desde el punto de desarrollo de la web se puede entender como una forma de integración y reutilización de su contenido y funcionalidad. En el mundo del videoclipo este término alude a las producciones audiovisuales que reproducen más o menos la trama, los personajes, la ambientación y otros detalles de una obra anterior. “el mashup audiovisual es un producto multimedia en el que música, letra e imagen de diferentes textos se disponen para configurar uno nuevo que ha de mantener cierto grado de coherencia partiendo de fragmentos audiovisuales no pensados para funcionar conjuntamente”(Viñuela Suárez, 2013: 177). Aquí el conocimiento del espectador para reconocer las canciones que están inmersas en este videoclip es importante porque de lo contrario no podria darle el significado y sentido de lo que se quiere mostrar en este audiovisual.

El mashup suele estar supeditado a la búsqueda espontánea de found footage (metraje encontrado), su constante metamorfosis está enlazada con las técnicas de VJing (Video Jockey)4El término videojockey o VJ se aplica a aquellos creadores que generan sesiones visuales mezclando en directo loops de video con música u otro tipo de acción. Por extensión, al acto de mezclar video de esta forma se le llama veejing o veejaying, aunque esta última acepción es incorrecta. Recuperado https://es.wikipedia.org/wiki/Videojockey . Este tipo de producto audiovisual busca producir un discurso visual propio que no tenga relación con una narración anterior. Suele tener una duración superior a los 30 minutos y esta dirigida a un espectador determinado.

En países como Estados Unidos en la medida que el mashup cambia casi en su totalidad el contenido original se encuentra protegido contra los reclamos de derechos de autor por considerarse que es una obra transformada.

En resumen se puede decir que mashup es la reutilización de elementos musicales, tanto de imagen como de sonido, para la elaboración de un producto audiovisual nuevo.

Lipdub

Este es uno de los nuevos subgéneros audiovisuales que más se esta expandiendo en internet. Se afirma que es un término compuesto por lip (labio) y dub (doblaje) que alude a las producciones en las que un grupo de personas interpretan la canción en playback, aquí la sincronización de labios, gestos, y bailes con la música son importantes (Sánchez y Alfonso Martínez, 2013). Aquí el perfomance5Una performance o acción artística es una muestra escénica presentada a un público dentro de un contexto de bellas artes, tradicionalmente, interdisciplinario. Su objetivo es generar una reacción, con la ayuda de la improvisación y el sentido de la estética, siempre ligados a los problemas de la sociedad actual, para así lograr despertar la conciencia del espectador. Recuperado https://es.wikipedia.org/wiki/Performance es crucial, pues todo el video se graba en plano secuencia (desechando cualquier edición posterior de la canción); la voz va pasando de un cantatnte a otro en todo momento a lo largo del videoclip hay una persona haciendo playback.

El escritor de blog sobre la web 2.0, Tom Johnson, afirma que todo Lipdub presenta las siguientes características:

  • Espontaneidad: a lo largo del videoclip tiene que mostrarse naturalidad, es decir que alguien pensó en hacer playback y todo se pusieron predispuestos de forma espontanea
  • Autenticidad: la producción, las personas y la situación en sí deben parecer lo más real posible para los ojos del espectador.
  • Participación: el trabajo en este videoclip es colectivo no se trata de mostrar a una persona con la voz similar al verdadero cantante mostrando su parecido, sino a un grupo de personas que de forma espontánea cantan juntas.
  • Diversión: En diversos ejemplos vistos se pudo observar alegría y diversión.(Johnson, 2007).

“El lipdub se hace buscando una respuesta por parte del público, una interacción, una retroalimentación. No solo consiste en difundir, sino también en que el público responda y opine, y en obtener el mayor número de visitas, llegando al mayor número de navegantes” (Suribes, n.d., 1631).

Lo importante del lipdub es que los espectadores se convierten en protagonistas, por lo que las plataformas como YouTube son su principal vía de difusión

De esta manera, podemos resumir que el lipdub relega el protagonismo de una sola voz en el videoclip tradicional, desplaza la función que busca promocionar al vocalista principal. Al ser un video colectivo la autoria desaparece. Muchas empresas en la actualidad utilizan este recurso para promocionar sus productos y actividades convirtiendo a los espectadores en protagonistas más directos.

Versión de video literal

Tambien conocido como video musical literal, es un estilo que emplea la sátira para bromear sobre un videoclip musical oficial donde se reemplazan las letras que describen las imágenes en el video.

“Los literal videos tienen un evidente componente paródico que implica la relectura de un videoclip con una estética y una narrativa desfasadas que han quedado ancladas en un determinado periodo” (Viñuela Suárez, 2013: 181). Por esta razón, la mayoría de los videos se basan en materiales audiovisuales de las décadas de 1980 y 1990.

Si bien este efecto paródico ha rescatado y revitalizado la carrera de varios grupos y artistas este subgenero a tenido muchos problemas con el tema legal, ya que muchas empresas como Warner Music Group constantemente reclaman los derechos de autor, motivo por el cual YouTube y otras plataformas como Vimeo han tenido que retirar o bloquear estos videoclips.

Actualmente, sigue manteniendo su vitalidad lo malo es que su duración o tiempo de vida en la web es breve si es expuesto en las plataformas especializadas en la creación de productos audiovisuales musicales. Hay algunas excepciones como el video Take On Me: Literal Video Version6https://www.youtube.com/watch?v=8HE9OQ4FnkQ que puede ser visto en YouTube.

Flashmob

“Los flashmob son encuentros públicos fugaces donde se reúnen instantáneamente un grupo de personas para realizar una acción conjunta y seguidamente dispersarse” (Caballero, n.d.:141). Su traducción del inglés es multitud relámpago El libro del sociólogo Howard Rheingold, Smart Mobs: The Next Social Revolution predecía que la gente usará las nuevas tecnologías de comunicación (internet y smartphone) para autoconvocarse y organizarse7https://es.wikipedia.org/wiki/Flashmob.

Los primeros flashmobs fueron espectáculos sin sentido, donde la única razón para el encuentro era la diversión, Con el paso del tiempo los matices sociales y políticos empezaron a utilizar los flashmobs por medio de los smartphone. En la actualidad, todo evento político que use estas características se lo denomina asi. Los movimientos políticos de la llamada Primavera Árabe de 2011 empleó esta técnica para una serie de protestas.

En el mundo del videoclip una característica es la de crear tribus temporales que compartan intereses en común como el tocar un instrumento, saber un tipo de danza o ser cantantes. Una nueva forma de emplear el flashmob es la de infiltrar cantantes en determinados sitios públicos y animar a las personas a cantar un determinado tema como sucedió en un centro comercial donde se cantó Bohemian Rhapsody Flashmob de Queen8https://www.youtube.com/watch?v=fchcOY53y-c.

Otra forma es la de usar el flashmob en campañas publicitarias de diversos productos, para lo cual programan una reunión en un sitio público simulan un flashmob tradicional pero incluyendo aspectos de la marca que se promueve.

Lyric video

Es la transcripción literal, y normalmente tipográfica, del texto de la canción. Busca conectar con el fan desde el significado de la propia canción, ponerlo en primer plano emocional. Si bien se ha convertido en el formato de mayor creatividad de los prosumidores, actualmente, es la herramienta más eficaz al servicio de los intereses promocionales y comerciales de la industria discográfica.

“El éxito del subgénero es tal que, en determinados casos, el Lyric video de un tema musical ha llegado a tener mayor número de visualizaciones en YouTube que la edición “oficial” del vídeo promocional del single”(Palabra, Patricio y Rufí, n.d.: 590).

Originados en principio como productos de bajo presupuesto y rápida producción, los Lyric videos son tomados cada vez más en serio y el interés que la industria discográfica deposita en él se traduce en piezas de un acabado técnico perfecto y de una gran creatividad, lo que lleva a una mayor aceptación y difusión.

El Lyric video apenas ha sido objeto de atención por parte de la investigación en el videoclip. Algunos autores plantean que el Lyric video sería un videoclip basado “en la reproducción visual de la letra íntegra de la canción” (Selva, 2014: 347). De igual manera, señalan que la presencia del texto escrito en el videoclip no suele tener excesiva importancia, si bien reconoce que el Lyric video es “un fenómeno que parece haber cobrado cierta importancia en los últimos años” (Selva, 2014: 346-347).

Fan Vídeo

Como señalamos antes con el avance tecnológico el nivel de participación cambió y se ingresó a lo que se denomica como la influencia de Final Cut, donde gracias a los edición no lineal de vídeo digital, los usuarios tienen la posibilidad de crear sus propias versiones muy diferentes a la original.

“El nuevo subgénero emplea fragmentos visuales cortos, con un montaje relativamente complejo y ultrarápido, de vídeos anteriores originales: esta apropiación de textosfuente (bautizada como found footage o “metraje encontrado”) permite cambiar los contextos de las imágenes y asignar significados alternativos” (A. M. Sedeño Valdellós, 2012-1259). En algunas ocasiones los vidders o fans recreadores escogen los momentos narrativos más intensos para hacer sus cambios y dar su propia versión sobre una situación. Un elemento que muy recurrente es el “estudio de personaje”, donde se puede girar sobre un personaje toda la trama del videoclip durante dos o tres minutos (esto dependiendo la duración de la canción) o expandiéndola a lo largo del video para mostrar un estado emocional.

Para el fan video el performers (cantante) no es el instrumento principal para organizar el discurso narrativo del videoclip, al contrario este prefiere utilizar el video como una forma para expresar sus sentimientos, pensamientos, deseos y fantasías sobre una determinada historia o personaje.

Conclusiones

Las principales conclusiones a las que se llega es, que si bien la industria discográfica es bastante conservadora en cuanto a la aplicación de nuevas técnicas del lenguaje audiovisual, en los últimos años, se ha servido muy bien de esta nuevas tipologías o subgéneros que están apareciendo en la web.

Debemos mencionar, que las muestras revisadas corresponden a las que mayor uso tiene por parte de los prosumidores en plataformas como YouTube. Con este artículo se ha querido dar rápido análisis a los cambios que sufre el videoclip desde que dejó la televisión para aventurarse en internet. Podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, el mashups, lipdubs, literal video versions, Flashmob, Lyric video y Fan video han usado los referentes del videoclip tradicional, pero alterando alguno de sus lenguajes y géneros.

En este punto se puede afirmar que el videoclip ya no se produce pensando en su difusión televisiva, sino en la distribución online. Además, se crea una asociación entre la experiencia individual de cada prosumer con la experiencia colectiva de las redes sociales las cuales dictan el camino de montaje o edición que se debe seguir.

Un tema que no está del todo claro, es el nivel de autoría de los nuevos productos audiovisuales relacionados al videoclip, todo parece demostrar que las grandes empresas están dando una licencia para la creación de obras solo con el sentido y afán de lucro para incrementar más aún la publicidad gratuita que le dan los prosumidores al reproducir la música de sus actantes con un estilo nuevo y más vital.

Lo que sí esta muy claro, es que estos nuevos subgéneros llegaron para quedarse y que solo son el inicio, ya que terminando la segunda década del siglo XXI, cada vez nos convencemos que esta es la era de la imagen y del sonido.

Bibliografía

  • “Cibercultura, Web 2.0 y contenidos audiovisuales en internet.” n.d. http://www.abadiadigital.com/articulo/los-10-videos-mas-vistos-de-youtube/.
  • Caballero Juliá, Daniel. n.d. “Innovación y música. Aprendiendo música a través de un Flashmob.” https://doi.org/10.5209/RECIEM.57386.
  • Johnson, Tom. 2007. “Lip Dub Video Clip Captures Essence of the Web – Spontaneity, Authenticity, Participation, Fun.” idratherbewriting.com. 2007. http://www.idratherbewriting.com/2007/06/05/lip-dub-video-analysis/.
  • Padilla, Gerardo Karbaum, and Gkarbaum@usmp Pe. n.d. “Narrativas social media y el prosumidor mediático 1.” https://doi.org/10.24265/cian.2018.n8.11.
  • Palabra, Razón y José Patricio, and Pérez Rufí. n.d. “Music video on internet: Changes in the Format in Its Online Distribution Vídeo Música Na Internet: Alterações No Formato Em Sua Distribuição online” 21: 2017. http://revistas.comunicacionudlh.edu.ec/index.php/ryp.
  • Sánchez, Viñuela, and Teniente Alfonso Martínez. “El videoclip del siglo XXI: El consumo musical de la televisión a internet (Music video in the 21st century: music consumption from television to internet)” 20: 167-85, 2013
  • Sedeño Valdellós, Ana María. “Producción social de videoclips: Fenómeno fandom y vídeo musical en crisis.” Comunicación: Revista Internacional de Comunicación Audiovisual, Publicidad y Estudios Culturales 1 (10): 1224-35, 2012. http://myplay.com.
  • Sedeño Valdellós, Ana, Jennifer Rodríguez López, and Santiago Roger Acuña. “El videoclip postelevisivo actual. Propuesta metodológica y análisis estético”. Revista Latina de Comunicacion Social 71: 332-48. https://doi.org/10.4185/RLCS-2016-1098.
  • Viñuela Suárez, Eduardo. “El videoclip del siglo XXI: El consumo musical de la televisión a internet.” Musiker 20: 167-85, 2013. http://www.euskomedia.org/PDFAnlt/musiker/20/20167185.pdf.
  • Selva Ruiz, David. El videoclip. Comunicación comercial en la industria musical. Ediciones Alfar: Sevilla, 2014
  • Viñuela Suárez, Eduardo. “El videoclip del siglo XXI: El consumo musical de la televisión a internet.” Musiker 20: 167-85. http://www.euskomedia.org/PDFAnlt/musiker/20/20167185.pdf.

Rounded image

Juan José Cabrera Rivero

Licenciado en Ciencias de la Comunicación Social Por la Universidad Mayor de San Andrés, Docente investigador de la Universidad Nuestra Señora de La Paz, Docente de la Universidad Mayor de San Andrés y la Universidad Pública de El Alto. Tiene tres diplomados: en Educación Superior, en manejo de Aula en educación Superior y en El Modelo Académico por competencias. Varios Cursos sobre comunicación audiovisual y televisión. Autor del libro El Videoclip y la creación de una cultura audiovisual. Además de dar varias conferencias sobre el mundo del comic.


Nota: