Componentes estructurales del Estado

Israel Quispe Mamani
Publicado en agosto 2017 en La Migraña 22
Rounded image

El problema del Estado

El estudio sobre el Problema del Estado ha adquirido en la actualidad una importancia única con respecto a lo teórico y práctico. Fue Lenin1 quien estudio el Estado, “como un producto de la sociedad, cuando llega a un desarrollo determinado incontrolable y no hay institución que la pueda controlar; es la confesión de que en esa sociedad se han enredado en una irremediable contradicción consigo misma y está dividida por antagonismos inconciliables y afín de que estas clases en antagonismo no se devoren entre sí, no conduzcan a la sociedad en un lucha, se hace necesario un poder situado por encima de la sociedad, llamado a amortiguar el choque, a mantenerlo en los límites del orden”. Este poder, estado, a medida que transcurre el tiempo y se pone por encima de sociedad se divorcia cada vez más de ella2 Para Marx el Estado, es un órgano de dominación de clase, un órgano de opresión de una clase por otra, es la creación del orden, que legaliza y afianza esta opresión, amortiguando los choques entre las clases3 Esta primera definición nos permite acercarnos mucho más a entender al Estado como un resultado de las contradicciones de clase y como un instrumento de dominación de una clase sobre otra.
Engels4 tomando a Lenin, argumenta que el Estado: “Ha existido eternamente, han habido sociedades que se las arreglaron sin presencia del Estado, no tuvieron la menor noción de Estado, ni de su poder, al llegar a cierta fase de desarrollo económico, ligada a la división de la sociedad de clases, donde precisamente esta división hizo del Estado una necesidad” (Lenin, Pág. 13).

Esto quiere decir que las primeras sociedades antiguas no han necesitado del Estado, de una organización, ya que su forma de producción o de vida era bajo principios de lo común, lo comunitario, está claro que a medida que la sociedad fue creciendo, ésta se dividió en clases sociales, por intereses materiales y económicos. Entonces, para estas primeras sociedades, la construcción del Estado debió haber sido el representante oficial de toda sociedad, pero lo fue sólo como Estado de grupos de diferentes clases sociales. En diferentes épocas representaron a un tipo de sociedad; por ejemplo en la sociedades antiguas, el Estado pertenecía a los ciudadanos Esclavistas (relación amo-esclavo), en la época de la Edad Media el Estado pertenecía a la Nobleza Feudal (relación Señor Feudal-ciervo), en la actualidad se habla de un Estado que representa a la Burguesía (relación capitalistas–proletariado).

Para los teóricos de izquierda, el Estado no es más que un instrumento de dominación de una clase sobre otra. Cuando el Estado se convierta verdaderamente en el representante efectivo de toda la sociedad, cuando el Estado sea tomado por el conjunto de la sociedad y no por un grupo selectivo, será por sí mismo superfluo5 (no necesario), es decir, ya no existirá ninguna clase social a la cual haya que mantener en la opresión, cuando ocurra eso ya no habrá nada y nadie a quien reprimir, será entonces en ese momento que el Estado se vuelve representante de toda la sociedad .

Zavaleta Mercado7, quien hace el estudio referente al Estado, confirma lo que Marx y Lenin describen sobre el Estado, que es un resultado político, una síntesis realizada. Es Estado en la medida en que se reserva el privilegio de dar su propio color o señal. Por otro lado el Estado puede ser también el escenario de las luchas de clases. Claro está, Zabaleta describe que el Estado es el aparato de una clase o de un bloque para dominar a otro, aunque sea de un modo diferido o atrasado8. La inmediata ocupación del Estado por parte de personas pertenecientes a una clase dominante, que ven al Estado como un instrumento de privilegios y de dominación9.

Un análisis más explicativo y más profundo al estudio del Estado en su complejidad es el aporte de García Linera Álvaro en su trabajo titulado10, (El Estado Plurinacional, marzo, 2009) en el que explica al Estado con paradigmas de la misma cotidianidad de vivencia, en donde todo ser humano, que desde que uno nace en un determinado territorio, nos damos cuenta que somos parte del Estado, ante el registro civil, cuando obtenemos algún tipo de propiedad, uso de servicios públicos, agua electricidad, pagamos impuestos, cuando emitimos un voto, etc.; en todos esos momentos del quehacer cotidiano encontramos la mano reguladora y ordenadora del Estado.

Bases del Estado

Toca ver ahora al Estado en términos generales. Todo Estado, dentro sus principales bases constitutivas deberá estar compuesto por una población, un Territorio Geográfico delimitado, y regidos por un Gobierno. Respecto a este tema existe un trabajo11, que define al Estado como una Organización Jurídica y que precisamente estudia estos tres aspectos. Estado: “Es la Organización Jurídica del Pueblo en un territorio determinado, bajo un poder soberano… una personalidad colectiva que se basa en sí misma. Esto implica tres elementos constitutivos: territorio sobre el cual se ejerce soberanía, población y una forma de gobierno o poder público encargado del ordenamiento político de la población12”. (Manual de Educación para la Democracia, C.D. de La Paz 2000).

Otro estudio sobre las bases constitutivas de un Estado es de la autora Cristina Puga13, quien hace referencia a estos tres aspectos, Pueblo Territorio, Gobierno, como los principales componentes para poder entender y describir a un Estado que a continuación se detalla.

El territorio.- Será la condición natural y principal para el nacimiento de un Estado y para su permanencia como dominación, de ahí que su delimitación espacial constituya un primer elemento de identificación de los diferentes estados. Pero también la relación entre Estado y territorio es doble, por un lado es parte integrante, y por otro es fundamento y límite de ejercicio del poder14.
El pueblo.- Será un conjunto humano o conglomerado que pertenece a un Estado. Estos no sólo pertenecen al Estado, sino que también disfrutan de los derechos políticos, sociales, civiles, que les otorga un Estado, pero que también tienen la facultad de intervenir en la organización y en la vida del propio Estado. La relación entre Pueblo y Estado es doble, es decir el primero, el pueblo, es componente indispensable del segundo, del Estado. El pueblo del Estado conformara la unidad que se lo conoce como nación, es decir, que la nación, es compañera inseparable del Estado, de ahí que se lo denominan Estado-Nación, y a su territorio se la denomina como la casa de la nación. La nación en términos generales, se relaciona con un conglomerado unido, por un lenguaje, idioma, cultura, creencias. En la actualidad los Estados-Nación, comprenden una diversidad de etnias, de mundos culturas de creencias y lenguas unidas en un solo proyecto de sociedad. El pueblo se constituye en nación por vía de una conexión no sólo étnica, lingüística, sino de voluntad política, la cual se da cuando los habitantes de un territorio comparten un proyecto de organización y un destino político común15.

Poder-Gobierno.- Se concentra y se centraliza un una sola instancia de decisión política. Es un poder autónomo, ya que sólo el Estado tiene las facultades de dictar normas y obligar al conjunto de la nación su cumplimiento, pero a la vez es el encargado de ejercer función de protección y orden social. Pero además este poder procede del pueblo o nación, de manera que este es un poder social que se ejerce sobre la sociedad y que recibe de ella su permanencia y autonomía.

Soberanía.- Característica esencial del Estado moderno16, y que significa poder supremo, será la capacidad para autodeterminarse u autogobernarse, pero ante todo requiere de la unidad nacional y la supremacía del poder nacional, como también, independencia territorial y nacional con el poder supremo, es decir superior a cualquier otro que se ejerza dentro el Estado17, con una extensa e independiente capacidad de regulación social que solo a él le compete.

El Estado y sus componentes estructurales

Los componentes básicos para definir a un Estado como Población, Territorio, Gobierno, Soberanía, no son suficientes para explicar al Estado como tal, sino que tiene en su interior aspectos sociológicos, que es el aporte de García Linera al referirse al Estado en nuestros tiempos. Describe que dentro el estudio del Estado, existen en su interior componentes, instituciones, ideas, monopolios y correlación de fuerzas, presentado en el escrito “El Estado y sus Componentes Estructurales”18, que es un aporte que nos lleva a entender cómo se organiza y se mueve un Estado.

Un Estado a decir de García Linera19, es una máquina de Poder Político que concentra, el monopolio de ciertas decisiones, monopolio de la representación general de una sociedad, tiene la capacidad de representar la voluntad general de una sociedad, la ilusión de yo colectivo, de pertenecía a una familia grande y extensa que abarca el territorio de una determinada patria20.

¿Cómo es que el Estado puede representar el yo colectivo
de una sociedad?

Dos incógnitas que plantea García Linera21 para entender al Estado. ¿Será posible tener la representación de la totalidad de una sociedad cuando está divida en clases sociales?; y ¿Cómo representar al todo si la misma sociedad está dividida? Es el gran misterio del Estado, “… La capacidad de convertir la división real de la sociedad por clase, por género, por idioma, por región en un sentido de totalidad o generalidad que unifique a todos22”, este poder de unificación se dará a través del don de la política y del político, el de convertir la división de la sociedad en unidad.

La construcción del yo colectivo, de que el Estado pueda representar al conjunto de la sociedad, según García Linera, solo podrá darse en el momento en que las partes de las clases sociales, de identidades, de culturas, tengan la capacidad de incorporar en su visión de mundo, los intereses y las necesidades del resto de la sociedad, es decir que el Estado sea representante de esa unidad, bajo la posibilidad de construcción de una hegemonía política, intelectual y moral24. Esta posibilidad de convertir los intereses de otros en una realidad, sólo se dará a partir de llevar en adelante los intereses colectivos y dejar de lado los propios, de una voluntad que tenga la capacidad de unir a las clases dividas en un solo proyecto de vida, de una voluntad de lo particular a lo general. Porque, cuando una sociedad está dividida en clases sociales, en identidades colectivas, se requiere que alguien represente al resto. Por lo tanto, la construcción de un Estado es que este deberá ser el portavoz de la representación general de la sociedad, que este monopolice las decisiones a nombre del resto de la sociedad, de una manera de que el resto de los sectores sociales se sientan reconocidos y representados con esta decisión a través del Estado como yo colectivo24.

El Estado como gobierno

Álvaro García25 describe que lo primero que uno suele pensar para poder definir al Estado es pensar en el gobierno. El estado es Población, Territorio, Gobierno, Soberanía, no sólo eso sino también es: “…un conjunto de instituciones, el Estado como un conjunto de ideas fuerza y el Estado como correlación de fuerzas entre bloques sociales” (García, Álvaro, 2009, pg. 7.)26. El autor se refiere a un sistema político que tiene al menos tres componentes más, después de las principales bases constitutivas del Estado arriba descritos.

El Estado como un conjunto
de instituciones

Es conjunto de instituciones, ya que todo Estado para su plena función tendrá que tener instituciones y una infraestructura existente como la Presidencia, Vicepresidencia, Poderes como el Ejecutivo, Legislativo y Judicial, Congreso Nacional, Gobernaciones, Alcaldías, Policía, FF.AA., Universidades, Hospitales, es decir toda institución que pertenezca y sea parte del aparato de infraestructura de cada Estado.

García Linera, describe claramente que el Gobierno es parte fundamental de la estructura estatal, como también el Congreso, los nuevos órganos del Estado en el caso Boliviano, anteriormente llamados Poderes del Estado; incluso siendo más profundos, la estructura del Estado también está conformado por instituciones: Prefecturas, Alcaldías, la Policía Nacional, las FF.AA., el Sistema Judicial, las Universidades, las Escuelas Públicas27, es decir toda institución que depende del aparato estatal. Este ejemplo de lo que es el Estado, lo describe en primera instancia, como un conjunto o sistemas institucionales, (García, Álvaro, 2009, pág. 7). Es “el marxismo quien más ha contribuido al estudio del Estado como institución” (García, Álvaro, 2009, pág. 7), y que en términos marxistas el Estado es una máquina de dominación de una clase sobre otra.

Para Cristina Puga, quien hace el estudio sobre el Estado, como una institución, o conjuntos de instituciones que la sociedad ha creado para moderar conflictos entre las clases e intereses diferentes a fin de mantenerlos dentro de cierto orden que permitan el desenvolvimiento de las variadas relaciones y actividades sociales28. Que para impedir el aniquilamiento de unos sobre otros, era preciso fijar límites entre los derechos de los individuos mediante un pacto entre los miembros de una comunidad y un sujeto diferente que organizara la convivencia social a través de las instituciones del Estado. Ante este pacto, los hombres entregan su voluntad individual a una entidad superior a ellos, es decir al Estado como institución del orden social, que dividirá a los hombres entre gobernados y gobernantes en dirigentes y dirigidos, en unos que toman las decisiones y los otros los que acatan las decisiones a fin de proteger la vida y los derechos de los ciudadanos en general, mediante el conjunto de instituciones29.

Otro estudio que se refiere al Estado como Instituciones es el trabajo que hace Ximena Soruco30, al referirse al Estado de dos maneras: como conjunto de instituciones controlados por un grupo de presión en una lógica jerárquica, donde los espacios institucionales son fundamentalmente y son por definición espacios estatales. En segundo lugar, como un conjunto de espacios que ocupan muchos sujetos que pueden moverse internamente y algunas veces acceder a mayores o menores centros de decisión. Es decir, que el Estado se lo ve como un espacio de muchos proyectos y este a través de sus instituciones tendrá que tener la capacidad de gestión, que forzosamente tendrá que estar acompañada de legitimación31. Por lo tanto el Estado también un conjunto de instituciones que se encargan de regular y vigilar el comportamiento de toda sociedad.

El Estado como monopolio de ideas fuerza de la sociedad

El segundo componente que plantea García Linera es que el Estado es: “Un monopolio de ideas fuerza de la sociedad32.” “maquina política que monopoliza decisiones y representa el yo colectivo de una sociedad divida en clases33”.

Todo Estado es generador de ideas fuerza, ¿cómo entender esto? Primero se impone mediante creencias subjetivas al interior de la sociedad, ejemplo: El respeto a la autoridad, la aceptación de los procesos judiciales, que son fundamentalmente ideas y creencias que hacen que la gente de a pie acepte una determinada conducta ante de toda una sociedad, es idea en el sentido de que el Estado hace que la Ley juegue el papel de Ley, que la educación juegue el papel de la formación de las personas y de creación de una cultura nacional, por ello el Estado monopoliza las ideas fuerza y creencias que permiten que la sociedad de un determinado territorio acate voluntariamente la aplicación y la legitimación de las decisiones en torno a la Ley, al orden, a la educación, a la cultura34, etc.

Otro ejemplo de que el Estado es monopolio de ideas fuerza35, se ve reflejado en la cotidianidad, en la economía, en la cultura, en la justicia, en el ámbito administrativo, en el que todas las instituciones del Estado y la sociedad se muevan a partir de esas creencias, a través de las leyes, de las normas, que validan y que hacen respetar ciertas decisiones burocráticas. Otro ejemplo, en una sociedad hay colectividades, hay clases sociales e identidades que unas tienen una mayor capacidad e influencia en la toma de decisiones y de representar al resto36 y las otras no.

Para Cristina Puga37, siguiendo el segundo componente que propone García Linera, el Estado está ligado generalmente a la idea de una fuerza o potencia independiente de la voluntad individual. Es decir, que el Estado es capaz no sólo de dar órdenes si no también que estas se cumplan, esta idea fuerza no es arbitraria, sino que está delimitada por un conjunto de normas y procedimientos que hacen que el conjunto de la sociedad reconozca su obligación de someterse a dicho ordenamiento legal.

Fue Max Weber, quien afirmó que el Estado es “El monopolio legítimo de la violencia sobre un determinado territorio38”, exclusividad que detenta el Estado para el manejo autorizado de la fuerza, resulta muy clara cuando algún individuo se ve afectado por otro en sus derechos o intereses, y éste no puede castigar por cuenta propia o con sus propias manos a aquel que lo afecto, sino que deberá acudir exclusivamente a una institución del Estado para que pueda aplicársele el castigo mediante las leyes y normas a través del Estado y sus instituciones39. El Estado deberá regular a fin de que las decisiones que éste tome y las órdenes que dicta se reconozcan como válidos, y por tanto sean obedecidas. Esto no sólo porque haya sanciones para obligar a su obediencia, sino porque existe el convencimiento por parte de los ciudadanos, las reglas deberán establecer las mismas obligaciones para todos, gobernantes y gobernados, sin privilegios.

Estado es fundamentalmente idea, porque el Estado monopoliza representaciones del mundo, nos describe y nos regula, nos indica que es lo correcto e incorrecto, que es lo deseable y lo indeseable. Por tanto, el Estado regula, conduce, y monopoliza las decisiones fundamentales, las ideas fuerza de una sociedad. Es idea fuerza en el momento en que un Estado demuestra su ideología, uno puede distinguir claramente la idea fuerza y las diferencias entre un Estado a otro en un momento determinado. Un Estado Liberal a un Estado Nacionalista, a un Estado Neoliberal, en donde cada uno tendrá su forma de gobernar y su idea fuerza40.

El Estado como correlación
de fuerzas

El tercer componente del Estado que García Linera estudia, es el de la correlación de fuerzas41 de luchas sociales42, que es visible cuando existe momentos de tensión, es decir cuando una sociedad crispa por algún problema o demanda. Este tercer componente se puede ver reflejado cuando dos grupos con distintos intereses, posiciones y con ansias de poder, se disputan y se enfrentan por tener el poder político, pero una vez en el poder el grupo vencedor que consigue el Estado como gobierno, toma decisiones, por ejemplo modificara el uso de los recursos económicos, modificara las políticas sociales, etc.; pero esta modificación sólo es posible ver claramente en las políticas aplicadas por cada gobierno, unos con intereses privados y corporativistas, otros con intereses sociales que favorecerán la utilización nacional de riquezas para el colectivo. Esta correlación de fuerzas, que es una disputa por el poder, de cambios en los bloques sociales de poder estatal, de mando y de dirección de la estructura política, recae en un determinado sector social al cual se lo denomina el bloque de poder43. Este bloque de poder que recae en un determinado grupo social o partido político, cambia de una época a otra, es decir cambia mediante elecciones o dictaduras, dependiendo de la correlación de fuerzas prevaleciente en cada periodo que se pueda presentar. Estos bloques de poder tienen la capacidad de controlar los poderes del Estado, pero en otros momentos, cuando no son poder, se repliegan y asciende otro bloque de poder que tendrá más o menos capacidad de influencia en los poderes del Estado, es decir que ocuparan posiciones de mando o posiciones de obediencia o de dominación. Por ejemplo, si un obrero llegaría a ser Presidente, está claro que sus políticas estarán dirigidas a partir de su experiencias y sus preocupaciones, una académico por ejemplo priorizara leyes que promoverán el debate, es decir que lo direccionaran a partir de su ser social, unos con intereses particulares otros con intenses sociales. “Ser obrero, ser campesino, ser empresario, ser académico, como experiencia y posición social en la toma de decisiones estatales; esa es la correlación de fuerzas… El fondo de un Estado es eso, un flujo de intereses sociales que logra articular al resto de la sociedad, se objetivisa como institución… y la institución se pone en funcionamiento…” (García, Álvaro44, 2009, pg.9).

Esta correlación de fuerzas en el Estado significa que no todos tienen la misma capacidad de influir. Por tanto, la correlación de fuerzas en la toma de decisiones de una sociedad determina qué tipo de Estado tendrá una sociedad45.

Soruco Ximena46, hace referencia a este tercer componente, cuando describe que el Estado es ese espacio aglutinador de sujetos posibles que no tienen los mismos proyectos, donde la capacidad de gestión está en encontrar lo que tienen de común, de compatibilidad y de complementario, porque si no estos distintos proyectos y sujetos caen en el argumento del todo nada, que será inviable. Por ejemplo cuando se realiza una política en educación (A) o una política en hacienda (A) o una política en agricultura (A), no es que agricultura o educación sean A, si no que (A) es lo posible en determinadas coordenadas de tiempo y espacios, que se expresan en determinada correlación de fuerzas. Esto porque la sociedad no es un sujeto, la sociedad es un conjunto de sujetos, unos posibles de construir alianzas desde un proyecto y otros bajo otro proyecto distinto, en ambos casos su gestión deberá encontrar puntos de complementación o de apoyo mutuo, es decir una correlación de fuerzas en perspectiva de un proyecto47.

Conclusiones preliminares

En principio, el Estado será una estructura política de instituciones que pertenece a todos, atraviesa a todos y afecta a todos los habitantes de un país, el mando y la dirección de esta estructura recae en un sector social llamado bloque de poder.

El Estado es una maquina política, que tiene diversas instituciones: Presidencia, Vicepresidencia, Ministerios, Parlamento o Congreso, Órganos, Ejecutivo, Legislativo, Judicial, FF.AA., Policía, Educación, Gobernaciones, Alcaldías, Hospitales y tiene procedimientos internos.

Es un monopolio de creencias e ideas fuerza dominante de una sociedad, mediante la creación del orden, de leyes de normas que regulan el comportamiento de la sociedad y esta se la apropia mediante idea creencia de que lo que el estado produce se respeta.

Es correlación de fuerzas, de bloques de poder, porque existe una disputa por el control del Poder-Estado, lo cual hace en última instancia que los vencedores y perdedores logren tener mayor o menor capacidad de decisión en la administración pública: de recursos, de ideas, de leyes, etc.
No hay que ser gobernante para estar en el Estado, desde que uno nace es parte del estado, ante el registro civil, tipo de propiedad, uso de servicios, pago de impuestos, asistencia a una escuela y universidad fiscal, cuando se emite un voto, etc.; desde el momento en que se paga impuestos, se hace un trámite, se recibe un salario, se acata una disposición de un juez, desde ese momento se es parte del Estado. Por tanto el Estado está presente en todas las cotidianidades del que hacer.

El Estado deberá ser el representante oficial y efectivo de toda sociedad, cuando esto suceda el Estado será por sí mismo superflua, es decir cuando ya no haya y no exista ninguna clase social a la que haya que reprimir u oprimir. Por tanto, el Estado deberá ser el portavoz de la representación general de toda sociedad para que este monopolice las decisiones a nombre del resto de la sociedad. El estado como representante del conjunto de la sociedad, es sin duda el Estado Plurinacional, por que logra incorporar a las clases sociales que no eran parte del Estado, a las clases sociales golpeadas durante más de 500 años, hoy convertidos en autoridades de estado bajo el mandato de la misma sociedad.

Bibliografía

Cristina Puga, Jacqueline Peschard, Teresa Castro, Hacia la Sociología, Tercera Edición, Universidad Nacional autónoma de México (UNAM), México, 1999.
Garcia Linera, Álvaro, Discursos y Ponencias, El Estado Plurinacional – Vicepresidencia del Estado Plurinacional de Bolivia, Año 3 – Numero 7, Marzo, 2009.
García Linera, Álvaro, Discursos y Ponencias, Del estado Neoliberal al estado Plurinacional autónomo y Productivo – Vicepresidencia del Estado Plurinacional de Bolivia, Año 2 – Numero 5, Santa Cruz, 2008.
Manual de educación para la Democracia, Corte Departamental Electoral de La Paz-Sala Murillo, La Paz – Bolivia, 2003.
V.I. Lenin, Obras Escogidas, Tomo VII, 1917, Moscú, Ed. Progreso, impreso en la URSS – 1977, “El Estado y la Revolución”.
Ximena Soruco Sologuren, Apuntes para un Estado Plurinacional, Vicepresidencia del Estado, La Paz – Bolivia.
Zabaleta René, El Estado en América Latina, colección de obras completas, los amigos del libro, La Paz Bolivia, 1990.

Rounded image

Israel Quispe Mamani

Es investigador y sociólogo, estudio en la Universidad Mayor de San Andrés. Realizó estudios de Post-Grado en Seguridad, Defensa y Desarrollo del Estado Plurinacional de Bolivia. Post-Grado en Investigación Científica y Post-Grado en Educación Superior. Actualmente forma parte de la Dirección de Fortalecimiento Ciudadano y es Responsable de Coordinación Con Movimientos Sociales de la Vicepresidencia del Estado Plurinacional.


Nota: