Rusia cambia el juego de la guerra

Geopolíticas y estrategias militares del 2018

Alain Mesili
Publicado en en La Migraña 26
Rounded image

Nueva herramientas geopolíticas: sanciones todo azimut

El primer trimestre del año 2018 fue importante en acontecimientos en los que el mundo juega su futuro. El 19 de enero, el Pentágono publicaba la Nueva Estrategia de Defensa Nacional (Nuclear Posture Review), hace 10 años que no sucedía. El 1º de marzo, el presidente Vladimir Putin presenta el estado de la Unión, un discurso fundamental involucrando a todas las naciones buscando recuperar su soberanía, mantenerse en paz, liberarse de sanciones y guerras perpetuas. Hoy es cada vez más difícil que un Estado quede neutro. Otra vez encontramos campos adversos, aunque la situación política social tenga matices que han evolucionado en la visión del poder, las posibilidades de una III Guerra Mundial con consecuencias apocalípticas son reales. Para Washington, es computar sus chances de un primer ataque nuclear, luego que las sanciones hayan logrado su propósito, pero fallaron y no habrá guerra residual como lo esperado.

De un lado, Rusia, pese a las sanciones que han aminorado su economía, se ha involucrado en resolver escenarios sangrientos que se expanden en Medio Oriente. Enfatiza en señalar la incoherencia de Europa respecto a los eventos que sacuden el mundo árabe. Lo que también indica que el pensamiento estratégico occidental continúa regido por consideraciones pegadas a su historia colonialista, engendrándose a sí mismo, con la voluntad por revivir su esplendor de antaño. Occidente todavía guarda la soltura en recursos suficiente para mantenerse por, quién sabe cuanto tiempo más, arriba de la cadena depredadora. Su fuerza reside en el enmarañado sistema financiero interconectado y experimentado desde siglos, mientras Rusia siente que puede, con el tiempo, reconciliar los intereses europeos con los suyos, pero sin la OTAN; instrumento de intrusión norteamericana en sus fronteras orientales. Inversamente, los europeos creen estar bajo la protección antimisiles de su aliado histórico, esa creencia cómoda, con el paso de los meses del 2018 va a diluirse al ritmo de las sanciones, que dividen la Unión Europea y no les traen ventajas sino rebotes de las sanciones, ya que sus agricultores son los que sienten las penalizaciones.

En efecto, los documentos sobre sanciones, se elaboran acorde a la ley CAATSA (ley votada por el Congreso para contrarrestar a los adversarios de Estados Unidos a través de sanciones), fue firmada a principio de agosto de 2017. Es de efecto extraterritorial con aplicación inmediata contra quienes ponen en duda la doctrina de defensa nacional estadounidense y su supremacía, obviamente, se dirige hacia China y Rusia. Esta ley de corte ignominiosa es digna de una monarquía rampante y deshonra al sentido mismo de la democracia y el pluralismo.

Como lo indica el Club Orlov: la nueva estrategia de defensa nacional americana enunciada por el Gral. James Mattis, Ministro de Defensa, más conocido como “Mad Dog”, el 19 de enero del 2018, pone a punta de cañón a las potencias rivales. Se puede resumir en pocas palabras: “La guerra contra el terrorismo, es un problema global, que se incrementó luego del 11 de septiembre de 2001, esa guerra no ha sido ganada, pero el enemigo principal está representado por China y Rusia, para nosotros es una cuestión de seguridad nacional” .

Rusia, China (en menor medida), Irán, Siria, Venezuela y Corea del Norte, conforman el nudo de la aspiración multipolar frente al conservadurismo y sus clásicos esquemas, vilipendiados y sujetos al no derecho internacional, sufren la artillería de sanciones y, todavía pocas naciones elevan la voz. Las sanciones no sólo son objetos de hostilidades peligrosas, sino que constituyen un freno al desarrollo económico de gobiernos no afines a Washington y sus incesantes operaciones de castigos colectivos.

Traición y traspaso de la soberanía Rusa a occidente

En un contexto de mayor riesgo, la Unión Europea accedió a que el Pentágono vía la OTAN, instale de manera acelerada el escudo antimisiles en el espacio de sus miembros, el denominador común de la Alianza, que hoy se refleja en la competencia mundial y no en la lucha antiterrorista, cuyo el objetivo próximo se ha trazado desde la administración Obama.

El escudo antimisiles: ABM (Anti-Ballistic Missiles), se inicio en un programa militar durante el gobierno de George W. Bush. Desde entonces las relaciones estadounidenses-rusas se han deteriorado a un punto que ni siquiera durante la guerra fría se arriesgaron, interrumpir sus comunicaciones de alto nivel. El actual presidente ruso, designado par Boris Yeltsin para sucederle, emprendió un largo camino sustentando en una política independiente pero de buena vecindad. A partir de 2007, a raíz del Discurso de Múnich sobre la seguridad que enardeció a Washington y sus aliados e hicieron lo posible para aislarlo, ya que el pillaje de los bienes del estado tuvo que cesar definitivamente.

Al no priorizar los intereses occidentales sobre los del pueblo ruso, se expuso a las criticas exacerbadas, entre ellas, la calificación de “cultura criminal rusa”, de “dictadura o nuevo Hitler del siglo XXI” que fabricaron fake news sin pruebas ahondó el reflejo de “self defensa”. Pese al drenaje de un enorme déficit, a una deuda descomunal, la administración del gobierno Putin hoy es un país sin necesidad de prestamos de la banca internacional y del FMI y elevó el PIB a a un nivel de paridad o superior al resto del continente europeo. Otra muestra de destreza fue, la de conducir Rusia a reconquistar su sitial en el tablero mundial. Con 18 años de buena gestión económica, política y militar, a contra viento y marea, da el resultado que hoy conocemos. Vale evocar que este inmenso país, de hecho, de mayor extensión geográfica del mundo, logró emerger del abismo en el que, el capitalismo salvaje, interno y externo, lo había empujado.

De la traición al abismo

Anatoly Chernyaev, el exasesor de política exterior de Mijaél Gorbachov, último dirigente de la Unión Soviética durante los años agitados de la Perestroika y de la Glasnost (1985–1991), nos recapitula como occidente engaño a Rusia. La complacencia de Gorbachov por el honor de juntarse con los líderes del “mundo libre”, su ensimismamiento llevo a Rusia al abismo. La reunificación de Alemania era un paso lógico pero se hizo bajo la promesa que la URSS participaría en el nuevo orden Europeo y, que la OTAN no se aproximaría a las fronteras rusas. El entonces asesor principal del embajador soviético en Berlín, Igor Maximychev denuncio a la prensa, en numerosas oportunidades, la traición de la que fue testigo: “Yo oí las palabras del secretario de Estado Norteamericano, James Baker prometiendo a Gorbachov, el 9 de febrero de 1990, en el salón Catalina II del Kremlin que la OTAN ‘no avanzaría ni un milímetro hacia el este si el Kremlin aceptaba la entrada de la Alemania unificada en la alianza”. La UE y Estados Unidos consumaron el perjurio de sus promesas ya que no se había plasmado lo dicho con las firmas de un documento. Desde el golpe de Estado en Ucrania y la subida de nazismo en todas las instancias del gobierno de Kiev, como, asimismo, la voluntad separatista en Dumbas y la República Árabe Siria; Putin tomó conciencia que no se puede confiar en los occidentales, los diferentes frentes de guerra le dan la razón. El resultado de la tal vez ingenuidad mostrada por Gorbachov o, simplemente una vil traición, hoy tiene consecuencias catastróficas.

Cercos militares a las fronteras de Rusia

Desde hace unos años, los países Europeos aliados al seno de la OTAN, siguen extiendo su estrategia de cerco militar a las fronteras rusas. El pentágono busca evidenciar el peligro ruso, sus designios belicosos fomentan cada vez mayor inestabilidad, escriben la historia como si, ya fuesen vencedores, cuando en realidad, es la alianza militar y la UE ―siempre dirigida por un comandante estadounidense―, que modifica a su antojo el equilibrio militar, acusando Moscú de ser culpable de todos los males, de inmiscuirse en la política de sus aliados y sus elecciones por favorecer su marcha de reconquista de Europa Oriental, ex repúblicas soviéticas.

Durante la reunión de los 28 ministros de la Defensa de la OTAN, del 8 al 9 de noviembre de 2017, en Bruselas, se decidió tomar medidas urgentes de seguridad ante la agresividad del Kremlin; preparar los pueblos europeos a los peores escenarios; Moscú puede provocar una guerra convencional de gran magnitud o invadir a los países bálticos, ahora miembros plenos de la OTAN, por último iniciar un ataque nuclear preventivo.

El Dr. Kevin Barret, erudito además de ser el redactor en jefe de Veterans Today explica que el coste moral y económico de la guerra en Irak a destruido a los Estados Unidos y, considera que “es algo de lo que Israel, el principal instigador de la desestabilización del Medio Oriente, nuca hubiera podido soñar”. Ahora, con las revelaciones de nuevas armas Rusas de alta tecnología, aunque el pentágono lo niegue la OTAN y NATO, a la luz de las tendencias, van a prevalecer el desarrollo de las tecnologías de ojivas Super-Fuze buscando la eficacia de las armas contra los blancos con seguridad reforzada como ser los silos de misiles nucleares rusos. También apresurarse a construir la robótica con inteligencia artificial.

Los generales de Donald Trump habían pronosticado que todavía faltaba una década antes de las revelaciones del Kremlin. El inventario de las ojivas nucleares estratégicas (W76) de Estados Unidos protegidas por escudos antimisiles, ya se encuentran presas de posibles represalias (segundo ataque si no hay destrucción total del poder nuclear ruso) de las tecnologías hipersónicas enemigas.

Reforzamiento de las estructuras militares de la OTAN
Por ello, reforzar las estructuras militares, ampliar las carreteras y los puentes, adaptar las redes ferroviarias de los países de la OTAN, a fin de acelerar el transporte del armamento pesado a las líneas del este. Actualmente, se considera que ambas naciones están en guerras informales a 80%, económica en un 15% y cinética el 5% (The saker).

El aumento al 2% del gasto nacional a favor de las arcas de la OTAN, en vista de ampliar gastos se ha vuelto imperioso. La Organización del Atlántica Norte, ya consume mucha energía del sector obrero y social, incluso se habla de un nuevo canibalismo de la economía social en favor del esfuerzo de la guerra venidera. El reforzamiento de las estructuras bélicas está acompañado por la militarización de la mentalidad de los pueblos, futuras víctimas como lo fueron de 1939 a 1945.

La manejabilidad sin fronteras en la UE, además de la comprensión de las poblaciones, por la necesidad de consentir a una economía de guerra global, va en paralelo a su inmersión rusofoba. La idea de atomizar a Rusia como lo fue Hiroshima y Nagasaki en 1945, la única experiencia existente sobre los efectos devastadores (15/20 kilotones cada una), pero esta vez, los riesgos son en megatones.

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, multiplica las amenazas hacia el Kremlin, haciendo gala de su musculatura, introduce en el lenguaje militar nuevas denuncias a fin de crear reacciones de Moscú. Ese vocabulario, no deja duda sobre la dirección que deben tomar las tropas, olvidándose de dos hechos en la historia en cuanto a la invasión napoleónica e Hitleriana que ambas fueron derrotadas.

La advertencia de Vladimir Putin a los Estados Unidos

La alocución anual sobre el estado de nación de Vladimir Putin, el 1ro de marzo, pronunciado ante la Asamblea federal tuvo eco en todas las cancillerías del mundo y fue comentado por los medios, los que tachan a Rusia de un país de caricatura dictatorial a la par de Irán, Corea del Norte y Venezuela.

Al discurso de casi 2 horas, tendremos que hacerle una breve reseña político militar del porque Rusia en las dos ultimas década guardó silencio y pareció para justificarse con argumentos meramente diplomáticos para evitar enfrentamientos, así parecer débil. Los propios ciudadanos rusos comenzaron a temer por la seguridad nacional, sectores de la población mayor que experimentaron el derrumbe de la URSS y fiel al Partido Comunista, iniciaron debates en el seno de la Duma sobre repuestas contundentes a las continuas ofensas y ataques de los medios y gobiernos de la UE contra, pedían a gobierno ser más radical en la protección nacional y respeto a su poder como gran nación. Lo cierto es que el apoyo de los electores al actual presidente sigue mayoritario, muy por encima de lo que jamás han tenido los lideres europeos ni hablar en Estados Unidos, las próximas elecciones así lo van a atestiguar.

La alocución de Vladimir Putin es la más importante de toda la historia de un líder ruso, durante y después de la era soviética. Es indudable e impactante la gravedad de la situación de seguridad mundial que observamos en neto deterioro que se debe a la proliferación de conflictos, en parte, originado por occidente para mantener Washington y al Deep State como súper potencia.

En el contexto en el que el presidente Putin dirigió sus palabras, es de extrema gravedad explicando al pueblo ruso que su deseo es disuadir y no atacar, obligar a los occidentales sentarse a la mesa de negociación y parar la rusofobia emprendida por la prensa mundial, la que sin duda apoya a convencer que su país debe ser borrado de la faz de la tierra. Para confirmar su independencia total de Europa y Estados Unidos, Rusia puede salir de la conexión internacional del Swift (sistema de transferencia bancaria) e internet (toda la información de entrada a Google de sus ciudadanos, es ilegalmente transferida a las agencias de inteligencia) por otra alternativa propia en cualquier momento. Esa formula extrema de repudio a la injerencia en sus asuntos internos golpearía fuertemente la credibilidad de estas multinacionales.

Nueva doctrina nuclear estadounidense

Poco antes del discurso del presidente Putin, el 2 de febrero el Pentágono publicó la nueva doctrina nuclear de estados Unidos en la que considera como amenazas potenciales a Rusia, China. El carácter esencialmente anti-ruso es evidente. Washington menciona la posibilidad que tiene en desplegar por todo el mundo sus aviones de combate con capacidad de llevar cargas nucleares, amenazas tomadas en serio por las demás potencias. A las críticas murmuradas por algunos de sus aliados europeos, Trump respondió que: “la revisión de doctrina nuclear parte de análisis realista del escenario global” haciendo entender las formidables fuerzas aeroespaciales que disponen y sus capacidades por doblegar a la naciones “revisionistas” así nombradas por no aceptar el consenso de Washington.

No llegar a la destrucción mutua

Putin a demostrado sutileza y paciencia típicamente asiática; de acuerdo con el alto mando militar, Sergueï Labrov, Ministro del Exterior, el Ministro de Defensa Ruso Serguï Choïgou y el Presidente; hasta el momento han sabido guardar un perfil bajo, contener diplomáticamente las embestidas de Washington, no es por debilidad de las fuerzas armadas sino por mantener una paz relativa y exigir la prosperidad del mundo en lugar de una catástrofe nuclear.

Pues si bien el Pentágono conocía a todos esos sistemas de armas y, si no las habían desarrolladas, el famoso blog Saker-Ingles, se pregunta: “¿por qué billones de dólares en la construcción de un escudo antimisiles sabiendo que hoy, este escudo se parece a un “paragua agujerado”? y ¿dónde están los colosales presupuestos de la CIA para espiar? Preguntas claves por un escudo prácticamente inútil. La guerra electrónica rusa (EW) dominan los esquemas de inteligencia electrónica y la reciprocidad en la disminución del personal de la embajada de los Estados Unidos en Moscú disminuyó, también la capacidad de la información. Hasta ahora el ejercito Ruso no estaba concebido alrededor de una proyección de fuerzas rápidas a más de 100 km al exterior de sus fronteras sino en su defensa, recalcó en varias parte del discurso, el líder Ruso.
El blog del Saker, especializado en la política rusa (Análisis de inteligencia, militar, política, social) con sede en Estados Unidos, reconoce que el día después del alocución presidencial de Vladimir Putin, las nuevas armas presentadas, han cambiado fundamentalmente la lógica de la guerra, para ilustrar: “en ciertas áreas de la guerra electromagnética y de altas tecnologías nucleares seria parecido a un combate al cuchillo contra un AK” (célebre rifle de asalto Kalachnikov).

El nuevo arsenal Nuclear

Esas nuevas armas, de las que la prensa internacional considera “exageraciones” como siempre cuando se trata de las tecnologías rusas, Vladimir Putin en su discursos de la Unión precisó que esas armas son tácticamente invencibles, al menos por una a dos décadas y, que varias de ellas, ya han sido entregadas a los cuerpos del ejercito en su manejo. Asegura que el paisaje geopolítico nunca más estará dominado por occidente.

  1. El misil balístico intercontinental (ICBM) RS–28 Sarmat (nombre de un pueblo ruso de la antigüedad para el que las mujeres y los hombres eran iguales). Este misil retoma la técnica de la “cabeza orbital” que aseguró la superioridad de la Unión Soviética durante los años 1970 y abandonado al firmar y ratificar los acuerdos SALT II. En perfidia con el tratado; el Senado de los Estados Unidos nunca lo firmó, era para que la URSS abandonara el proyecto. Este tipo de misil, del cual la cabeza primeramente situada en orbita, luego entra en la atmósfera y gana velocidad apuntando al blanco, a un rayo de acción ilimitado, no tiene versión similar en el mundo. Los tratados prohibiendo la nuclearización del espacio, impidiendo instalar una carga nuclear de manera permanente en órbita, pero no entrar en el espacio durante una parte de su trayecto no esta contemplado en estos acuerdos. En la actualidad de los conocimientos científicos, no es posible interceptarla en ese lapso. El Sarmat puede surgir en la atmósfera y atacar cualquier blanco en cualquier lugar de manera inadvertida. Ningún sistema antiaéreo es capaz prever su trayectoria. Sarmat posee un alcance de acción equivalente a 17.000 km con todos los aspectos revolucionarios de sus cargas autónomas y auto guiadas, entre aquellas, algunas se sitúan en orbita bajo la cual le acredita la posibilidad de aparecer en cualquier dirección entre las menos imaginadas.
  2. El misil Dague (Kinzhal en ruso), debe ser lanzado desde un bombardero estratégico de clase TU-95 y TU-160 para acceder a la atmósfera a una velocidad hipersónica, vale decir: Mach 5 (5 300 km/h a 11 000 metros de altura). Su velocidad implica que no hay un antimisil que pueda interceptarlo. Fue probado con éxito hace tres meses atrás.
  3. Un nuevo Cruise misil (misil de crucero) a capacidad nuclear, con un motor nuclear, por lo tanto dispone de una autonomía prácticamente ilimitada y cuyo funcionamiento con este motor, ha sido aprobado en condiciones de vuelos operacionales. Es un drone submarino a propulsión nuclear. Efectivamente, Rusia dispone ahora de un motor a energía nuclear miniaturizado, en tal forma que se puede integrarlo a un misil con carga nuclear considerable. Lo más importante es su autonomía. Puesto en un drone, ya ensayado, se convierte en una torpedo evolucionando a grandes profundidades (hasta 1 000 metros), provisto de una autonomía de unos 10.000 km a velocidades extraordinarias por un subacuático de 100 a 185 km/h (56 a 100 nudos). Esta arma puede llevarse diversas cargas ofensivas así que cargas nucleares, según el calibre y potencias variadas. Uno de los efectos temibles que puede provocar es un tsunami azotando ciudades a nivel del mar con olas de decenas de metros de altura situadas en cualquier costa, destruir y hundir ciudades penetrando kilómetros tierra adentro, arrasando todo a su paso y reflujo. Las costas oeste y este de los USA son particularmente sensibles a esos riesgos.
  4. Proyectil hipersónico Avantgard, está en desarrollo y de pruebas satisfactorias. Presenta la particularidad de disponer de alas dándole la capacidad de volar planeando sobre importante distancias intercontinental a una velocidad increíble de Mach 20 (6,81 km/segundo) además de poder bifurcar en su trayecto. Avantgard es un proyectil y no misil por el hecho que no tiene propulsión propia sino que progresa en función de energía cinética, probablemente a partir de una plataforma que lo impulsa a su vez, de tipo ICBM Sarmate. Esta arma vuela en dirección a su objetivo tal un meteorito o bola de fuego preciso Vladimir Putin al enunciar sus armas ofensivas. “La temperatura en su superficie externa alcanza: 1.600 a 2.000 grados Celsius, pero el bloque direccional se encuentra protegido para recibir y ser controlado con una guia efectiva”.
  5. Armas a rayo laser, se trata de una tecnología conocida y puesta en servicio para sistema a capacidad limitada. La aplicación militar ha sido ideada en teoría desde varios decenios. Ronald Reagan, ya en marzo de 1983, hablaba de ellas con el concepto original de: “Star War” (Strategic Deense Iniciative), como sistema de destrucción de misiles ICBM. El sistema porta esencialmente sobre la defensa antimisiles, a nivel táctico y estratégico.

Todas esas armas tienen un sentido común, el de hacer que el escudo antimisiles que, en realidad son misiles ofensivos apuntados en dirección a las principales ciudades del país eslavo, haga del escudo antimisiles una suma negativa de la tecnología de ataque norteamericano. En efecto; la OTAN y el Pentágono han desarrollado e instalado ese sistema en bases construidas a lo largo y ancho de los países aliados en todo el mundo desde hace casi 40 años. Que dio a su rival moscovita el tiempo de analizar y concebir repuestas adecuadas. Aun en la alocución del presidente ruso, se menciona ciertas armas laser desarrolladas con características de las que se guarda todavía en secreto. Sin embargo, al parecer, puede que sean capaces de interceptar gran parte de las plataformas de lanzadores americanos. Finalmente, poco o nada se habla de la actual guerra en el ciberespacio, los tres súper potencias Estados Unidos, Rusia y China poseen satélites sensibles capaces de detectar a los satélites espías y envolverlos de ondas electromagnéticas especificas a fin de succionar la información y enviarla a tierra, de hecho, la preocupación de la inteligencia de los países de la OTAN, se centra sobre la aparición del misil antiaéreo ruso: S- 500, sucesor del S-400. El S-500 podrá destruir satélites de tipos espías, GPS, cartográficos, geológicos entre otros.

¿Bluf o no bluf?

La primera pregunta es saber si Putin es bluf o no (Bluf: mentira). Hay numerosos argumentos mencionados en la prensa de masa que apoyan en ese sentido. La conducta de los rusos y la política practicada por ellos, hasta el momento es, jugando esencialmente con la exposición de verdades de situaciones, a veces brutales pero no ofensiva por ser respetuosa (dedefensa.org), mientras; para encontrar la cadena de narrativas del simulacro que es opuesto a Rusia por los medios y políticas oficiales nos incita a una conclusión: Putin es un hombre prudente, al igual que su colega Xi el líder de China, es también racional y mesurado, lo que prometió en los 18 años que esta en el poder lo cumplió. No es un hombre jugando a la ruleta rusa, menos a aventurarse a una apuesta mediante un bluf de esa naturaleza.” Más bien; la evocación misma de aquella posibilidad ridiculiza a los argumentos en contra de las revelaciones hechas en su alocución. Vladimir Putin ha demostrado que es un estratega de envergadura, paciente y reflexivo antes de tomar cualquier decisión geoestratégica, la mentira seria denigrarse cuando se habla al mundo.

Alexandre Mercouris uno de los analistas claro y honesto del circulo de la derecha norteamericana, reconoce (véase theDuran.com del 2 de marzo de 2018) que desde hace tiempo, Rusia advierte a Estados Unidos del desarrollo de súper armas que cambiarán la paridad internacional hasta ahora, a favor de Washington. El hecho de una enumeración solemne y oficial hecha por el mismo presidente, profetizó un efecto de choque de comunicación considerable en los medios aunque ―como lo escribe Mercouris― es saber si Putin será creído por la prensa que desde años lo tilda de dictador y megalómano ya que poco después del discurso fue ridiculizado por el Times, New York Times, The Washington Post, ABC, de NBC, de la BBC, de CBS, de Der Spiegel, prensa que persigue desmontar la verdad en pro de otros intereses, afirman que los sistemas de armas revelados a provocado una mezcla de pánico e histeria en las esferas militares ya que dicen en las cadenas televisivas que esas armas no existen y que Rusia es incapaz de producir armas de altas tecnologías.

No obstante hay llamadas de muchos sectores, tantos de los generales de diversos cuerpos, infanterías, marinas, aeroespaciales, etc., buscando en la agenda de Donald Trump un encuentro al más alto nivel con su par Ruso. En repuesta el Ministerio de Defensa Ruso mostró un video en las redes sociales del lanzamiento de un misil Kinzhal (ver más arriba) con éxito.

El Big Sleep (Ruso) de la CIA

Otro aspecto desconcertante para Gibert Doctorow analista y reconocido experto en los asuntos rusos: como el IC (Intelligence Community), “más precisamente la CIA ¿no se ha dado cuenta de lo que venia? Pues, en la opinión del experto: se trata de una enorme y fabulosa catástrofe del punto de vista de la historia del servicio de inteligencia moderno de la que se hablará en escuelas de espionaje” prosigue: “No se refiere al acontecimiento de un programa político o de un hecho conjetural que la comunidad de inteligencia estadounidense sino de algo más grave que incumbe a una tendencia estratégica general de ruptura, extiendo este quiebre sobre los próximos años venidos”.

“La realidad, si fuese una ficción cinematográfica seria perdonable pero la intervención de Vladimir Putin el 1ro de marzo, implica que las agencias norteamericanas de inteligencia han dormido pasiblemente durante los 14 últimos años, sino más. Es un escándalo nacional, la nación ha perdido la contienda al armamento y, ni siquiera hay consciencia de ello. Cabezas deberían caer y el proceso debería comenzar en el Congreso, por razones de vicio de pensamiento y dejadez, los primeros en ser llamados a testiguar deberían ser el ex Vice-presidente Dick Cheney y antiguo Secretario de Defensa Donald Rumsfeld” que traicionaron al país iniciando la guerra en Irak sobre la base de una fatal mentira.

Algunos factores geopolíticos adversos de Washington

El eje militar en peligro de trance estratégico

  1. Del lado los USA, a la mayoría de los generales del Presidente Trump en puestos claves, la realidad les cayó mal.  En esa tónica, John Rood, Subsecretario del Departamento de Defensa, hizo varias declaraciones ante el Comité de las Fuerzas Armadas del Senado, exponiendo que los militares conocían del desarrollo de armas estratégicas, en segundo lugar expresó la decepción del Pentágono por la forma en que fueron presentadas. Por último el militar reconoció que “el sistema de defensa antiaérea actual de EE.UU no podría contrarrestar el potencial nuclear de Rusia y China”.
  2. Con un presupuesto militar que para el año fiscal se eleva a 700 mil millones, récor mucho mayor que el presupuesto del ejercito ruso, la presencia y dominio del cielo puede ser perdido para la US Air Force. Semejante presupuesto mayor al de toda Sudamérica cuando el país enfrente una deuda publica acumulada de 20.000 millones de dólares, una deuda superior al PIB anual de la nación, es decir lo grave del pozo sin fundo, es que se gasta más de lo que se recolecta en impuestos, aumentando de manera abismal la deuda, la FED toca la alarma desde varias gestiones presidenciales.  Hace ya 2 décadas que Estados Unidos no produce excedente presupuestario y, necesita su deuda para hacer funcionar el país, subiendo el techo de endeudamiento trimestralmente. Ello conduce a una burbuja financiera que afecta a la población y enriquece al sector militar, el que puede hacer estallar la olla bajo extrema presión.
  3. El complejo militar–industrial, está en situación deficitaria desde hace 20 años por causas diversas, la alta tecnología militar no prospera, más al contrario, se salpica en escándalos de corrupción. El mayor proyecto de aviónica de la historia, el F-35 debería reemplazar a la vez los F-16, F-18 y F-22, pero Lockheed Martin no pudo concebir los oficiales anunciados rezagando los términos de las futuras batallas del cielo.
  4. En cuanto a los portaaviones de ataques de la US Navy, cuyas construcciones se calculan en billones de dólares, presentan una nueva vulnerabilidad en superficie, lo que hizo declarar al Subsecretario a la defensa para la Investigación e Ingeniería, Michael Griffin durante la conferencia anual de Mcaleese-Crédit Suisse dedicada a la defensa: “El desarrollo de defensa en contra de amenazas hipersónicas es su primera prioridad técnica en el Pentágono – Las ventajas de los sistemas hipersónicos son, en general, que donde estén, su velocidad es demasiada para las defensas, quedan fuera del alcance antiaéreo”. En lo que se refiere a los portaaviones, “Washington Examiner”, reportó las expresiones más preocupadas de un alto oficial participante con Griffing en el panel de expositores: “la era de los portaaviones americanos tal como primera potencia militar naval y de proyección de fuerzas podría llegar a su fin, al menos que los Estados Unidos desarrollen defensas contra la próxima generación de armas hipersónicas además de maniobrables y superando la velocidad de las que se desarrollan en Rusia y China”.

Breve conclusión

El 13 de marzo, parar complicar el panorama geopolítico, Donald Trump despidió al Secretario de Estado, Rex Tillerson, lo sustituyó por Mike Pompeo, ahora ex director de la CIA, tal designación da mayor protagonismo a lo expuesto arriba, esta decisión no condice a la distención, en particular con Corea del Norte, Irán y Rusia. Mike Pompeo hombre del Deep State desconoce los asuntos internacionales y va endurecer las relaciones de su país con el eje de la resistencia, tanto en Asia como en Medio Oriente. Es, sin duda alguna, una repuesta estadounidense a la paridad de capacidad nuclear enunciado por V. Putin. De hecho los USA comenten un “error calculado”, aunque contradice la esencia de la diplomacia que debería regir. De pronto, el reloj del tiempo fatídico avanzó de unos minutos y la incertidumbre se vuelve más sombría. Estamos ante una caja de Pandora abierta por los “demonios del estado profundo” US, incitando a globalizar la conflagración armada y, como lo prometido: nuclearizar el ciberespacio.

Rounded image

Alain Mesili

Paris (1949) Estudios de Historia Moderna y Letras en la Universidad de la Sorbona. Director para Bolivia de “Andes Magazine Internacional” del 2007 al 2009. 37 reportajes y películas como Guía/organizador para televisiones europeas, 11 exposiciones fotográficas individuales, 4 Exposiciones fotográficas colectivas, 1 Libro colectivo sobre el agua en La Paz. Explorador y andinista.