Un enfoque restaurativo

Justicia Penal Juvenil

Yana Phuska Rojas Gonzales
Publicado en en La Migraña 25
Rounded image

¿Qué es la Justicia Penal para Adolescentes?

La Justicia Penal Juvenil es “un sistema articulado de principios, instituciones, normas y procedimiento” para resolver casos de delitos cometidos por los y las adolescentes, basado en los principios de interés superior del niño, la no discriminación, el de supervivencia y la participación. Esta materia sostiene que se debe tomar en cuenta la situación de vulnerabilidad de los y las adolescentes por estar en proceso de crecimiento y desarrollo biopsicosocial, las sanciones deben ser de tipo socioeducativo y que debería haber un sistema especializado y diferenciado del de los adultos.

Es un sistema garantista, de responsabilidad por el hecho5, de mínima intervención por parte del Estado y del Sistema Penal, en la que la privación de libertad y detención preventiva deben ser medida excepcionales y de último recurso, limita el poder coactivo del Estado, fija una edad mínima a efectos de la responsabilidad penal y demarca expresamente la edad hasta la cual abarca (18 años).

Se constituye en un modelo de justicia especial y especializado, que toma en cuenta los derechos generales y específicos que asisten a la persona adolescente y le brinda un trato acorde con el sentido de su dignidad y valor, teniendo en cuenta su edad, especialidad y capacitación permanente y continua de todos los profesionales que participan en las actuaciones tanto en ámbitos administrativo como judiciales.

Estas características obligan a los Estados a cambiar y a tomar figuras novedosas en su esquema de impartición de Justicia. Se trata, de un sistema que busca fortalecer en la persona adolescente el valor de su propia dignidad, el respeto por las personas, por los derechos humanos y las libertades, que promueve su reintegración y el desempeño de una función constructiva en la sociedad.

La base jurídica para sustentar el Derecho Penal Juvenil Especializado es la Convención de los Derechos del Niño (CDN)6 de1989, a través de los Artículos 37 y 40, fue ratificada por Bolivia en 1990 mediante Ley Nº 1152 y es el primer instrumento vinculante en materia de niñez y adolescencia.

¿En qué consiste la Justicia Restaurativa?

En Latinoamérica, la mayoría de los programas de Justicia Restaurativa han sido implementados en el terreno de la justicia penal juvenil, especialmente en casos de delito leve o mediana, como una alternativa a la persecución, es una postura diferente a la Justicia Retributiva, que explora opciones frente al delito y la sanción.

La calificación restaurativa comprende a la víctima, al autor, e incluso a la comunidad. La Justicia Restaurativa trata de una serie de prácticas que buscan responder al crimen de un modo más constructivo que las respuestas dadas por el sistema punitivo tradicional –éste se centra exclusivamente en el “delincuente”, en la aplicación de una sanción con efectos negativos, y relegándolo a una posición indiferente y pasiva (responsabilidad pasiva)–. Para la Justicia Restaurativa la responsabilidad del autor es activa: debe ser confrontado con el hecho y con la víctima y asumir activamente la reparación del daño y la restauración de las relaciones.

Para Ceretti experto italiano en Justicia Restaurativa, señala que ésta es el paradigma de una “(…) justicia que comprende a la víctima, al imputado y a la comunidad en la búsqueda de soluciones a las consecuencias del conflicto generado por el hecho delictuoso con el fin de promover la reparación del daño, la reconciliación entre las partes y el fortalecimiento del sentido de seguridad colectivo. El desafío es superar la lógica del castigo pasando a una lectura del fenómeno criminal, entendido primariamente como un conflicto que provoca la ruptura de expectativas sociales simbólicas compartidas”7.

El Consejo Económico y Social de Naciones Unidas reconoce y establece los “Principios Básicos para el Uso de Programas de Justicia Restaurativa en la Justicia Penal” en la Resolución 2002/12 emitidos el año 2002, definen un programa de Justicia Restaurativa como “todo programa que utilice procesos restaurativos e intente lograr resultados restaurativos”, un proceso restaurativo “todo proceso en que la víctima, el delincuente y, cuando proceda, cualesquiera otras personas o miembros de la comunidad afectados por un delito, participen conjuntamente de forma activa en la resolución de cuestiones derivadas del delito, por lo general con la ayuda de un facilitador”, y un resultado restaurativo “un acuerdo alcanzado como consecuencia de un proceso restaurativo respuestas y programas como la reparación, la restitución y el servicio a la comunidad, encaminados a atender a las necesidades y responsabilidades individuales y colectivas de las partes y a lograr la reintegración de la víctima y del delincuente”.

El modelo de Justicia Restaurativa se compone de una serie de prácticas que buscan responder al crimen de un modo más constructivo al sistema retributivo e intenta dar un giro al enfoque punitivo tradicional centrada en el delito.

En casos donde se ven involucrados adolescentes, es importante no mirar solamente el hecho; debemos tener en cuenta las circunstancias y el entorno, dar oportunidad al adolescente y, además, trabajar en la restitución de sus derechos fundamentales, ya que la realidad nos muestra que muchos de los derechos de los/las adolescentes antes de estar en conflicto con la ley habían sido vulnerados.

Sujetos de la Justicia Restaurativa

La Justicia Restaurativa busca restaurar el lazo social dañado a través de un proceso de reparación entre la víctima y el ofensor, con la mediación de la comunidad.
Por lo tanto, lo que busca la Justicia Restaurativa en relación a:

a) Los Adolescentes con responsabilidad Penal (Ofensores):

  • Que enfrenten los hechos y sus consecuencias. Es decir, que tomen conciencia y asuman responsabilidad.
  • Que asuma el trabajo de reparar el daño ocasionado y no deje éste a la víctima ni a la sociedad.
  • Que comprenda y acepte que pertenecer a una comunidad implica la aceptación de reglas.
  • Que a través de la reparación del daño logre superar el estigma del delito y restaurar las relaciones con su comunidad.

b) Víctimas

  • Que reciba atención privilegiada, el proceso tiene por objetivo reparar el daño que recibió.
  • Que tome un papel activo en el proceso, y logre plantear sus demandas de reparación ante el ofensor/a sin sufrir nuevas agresiones.

c) Comunidad

  • Que participe activamente en la resolución de los delitos y genere espacios de seguridad para víctimas y ofensores.
  • Que tome conciencia de las bases culturales y estructurales de la violencia y el delito para que emprenda acciones de transformación.
  • Que acoja y proteja a las víctimas y abra espacios de reintegración a los ofensores/as para superar estigmas y prejuicios.

d) Estado

  • Contribuyen a la descongestión judicial.
  • Disminuye la carga de los operadores judiciales y agilizando el sistema judicial en general.
  • Ahorra costos a corto y largo plazo.

Esta forma de justicia permite que las y los adolescentes con responsabilidad penal, a través del reconocimiento de su culpa y de la realización de actuaciones para la reparación de la víctima, restaure sus relaciones con la sociedad. La Justicia Restaurativa es un modelo de justicia que aplicado con rigurosidad lleva a indagar sobre las bases mismas de la violencia, los conflictos y/o delitos, los cuales tienen diferentes niveles de expresión que es necesario atender para una verdadera resolución del conflicto.

La Justicia Restaurativa y el Sistema Penal para Adolescentes

En un marco restaurativo el delito cometido por el adolescente es visto principalmente como una falta al ordenamiento social y jurídico, ocasionado por la ruptura o desintegración de los lazos sociales y afectivos.

A partir de la CDN y el establecimiento de la doctrina de la protección integral, los Niñas, niños y adolescentes, son sujetos de derechos y de responsabilidades. Es importante partir de la visión de la protección y el desarrollo integral, y principalmente desde la visión de su protagonismo, para la protección de sus derechos, su reintegración a la sociedad, la responsabilización y la reparación del daño a la víctima evitando la reincidencia. Bajo esta perspectiva la Justicia Penal Juvenil y la Justicia Restaurativa son dos planteamientos complementarios, el primero como posición filosófica que enmarca la nueva mirada y el reconocimiento de los niños, niñas y adolescentes, el segundo como trazado filosófico más humanista e integral en torno a la aplicación de la Justicia.

Siguiendo a expertos en Justicia Juvenil como Lode Walgrave, “no sería propio hablar de Justicia Restaurativa sino de la aplicación de prácticas restaurativas que están previstas en las leyes de Justicia Penal Juvenil”8. La Justicia Restaurativa a través de las “Prácticas Restaurativas”, proporciona al sistema judicial y a las partes involucradas en un proceso, una nueva salida, proporciona a las partes la posibilidad de poder solucionar el conflicto a través de la intervención activa y directa, que se encuentra plasmada bajo cuatro ideas fundamentales dentro del sistema de Justicia Penal Juvenil.

  1. No todos los adolescentes deben ser procesados.
  2. No basta un tribunal de justicia, sino que es necesario un “tribunal especializado”.
  3. La finalidad de la intervención estatal no es el enjuiciamiento, sino el tratamiento del adolescente.
  4. Es así que la Justicia Restaurativa ofrece mecanismos de solución de conflictos a través de la mediación, reuniones restaurativas, círculos restaurativos como herramienta que hace efectiva la relación restauradora entre el infractor, la víctima y la sociedad.

¿Cómo se desarrolla la Justicia Juvenil en nuestra normativa?

A partir de la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia (CPE) promulgada el 9 de febrero del 2009, se hace un reconocimiento amplio en materia de derechos humanos y por primera vez se establece un catálogo de derechos específicos a la niñez y adolescencia, siendo una de las Constituciones más avanzadas en la región. En materia de adolescentes con responsabilidad penal el Artículo 23 de la CPE, parágrafo II establece que: Se evitará la imposición a los adolescentes de medidas privativas de libertad (…). La detención deberá cumplirse en recintos distintos de los asignados para los adultos, teniendo en cuenta las necesidades propias de su edad.

A partir de la Nueva Constitución, se impulsó la reforma del Sistema de Justicia Penal Juvenil y es así que en el Libro III del Código de la Niña, Niño y Adolescente (CNNA), Ley Nº 548 de 17 de julio de 2014 se establece el Sistema Penal para Adolescentes que incorpora las recomendaciones y directrices que establecen los instrumentos internacionales en la materia, principios, derechos y garantías, tanto de la persona adolescente con responsabilidad penal como de las víctimas u ofendidos. En esta perspectiva se incorporó el enfoque de Justicia Restaurativa con el fin de garantizar el ejercicio de derechos del adolescente, su reintegración a la sociedad y a la familia, la responsabilización por su acción y la realización de actos de reparación del daño a la víctima.

Los mecanismos de Justicia Restaurativa en el nuevo CNNA son los procedimientos que acompañan la aplicación de la remisión, las salidas alternativas y las medidas socioeducativas.

a) ¿Quiénes intervienen?

De acuerdo al Código Niña, Niño y Adolescente, en estos procedimientos intervienen la víctima, la o el adolescente, su madre, padre, guardadora o guardador, tutora o tutor, una o varias personas de apoyo, y en su caso, miembros de la comunidad afectada por el delito, participan en la reintegración apoyados por un equipo interdisciplinario facilitador, a fin de reconocer a la o el adolescente como persona integral, constructiva y productiva.

b) ¿Qué buscan?

Buscan que la o el adolescente asuma su responsabilidad, formarlo para el ejercicio de sus habilidades sociales, el ejercicio de sus derechos, procurando la reparación del daño.

Buscan para la víctima, la exteriorización de su situación como víctima y alcanzar la superación de las consecuencias de los hechos, con su reparación.

Buscan para la comunidad, la participación activa en el proceso de reintegración social tanto de la víctima como de la o el adolescente, y la reducción del impacto social a través de la prevención secundaria9.

c) ¿Cuáles son las reglas para su aplicación?

  • Ser de acceso gratuito, voluntario y confidencial.
  • Realizables a solicitud de la autoridad competente, con el consentimiento libre y voluntario de la víctima, la persona adolescente en el Sistema Penal, la madre, padre, guardadora o guardador, tutora o tutor, y la comunidad, quienes podrán retirar ese consentimiento en cualquier momento del proceso.
  • Los acuerdos sólo contendrán obligaciones razonables y proporcionales10.
  • La participación de la persona adolescente en el Sistema Penal, no se utilizará como prueba de admisión de culpabilidad en procedimientos jurídicos posteriores.
  • El incumplimiento de un acuerdo no deberá utilizarse como fundamento para una sentencia sancionatoria o para la agravación de una medida socio-educativa.
  • La seguridad de las partes debe ser tomada en cuenta.
  • Los facilitadores especializados deberán desempeñar sus funciones de manera imparcial, con el debido respeto a la dignidad de las partes.

d) ¿Cuáles son los mecanismos de justicia restaurativa que establece el CNNA?

  • La mediación

La Mediación, es el procedimiento mediante el cual una persona técnica especializada que no tiene facultad de decisión, busca acercar a las partes para establecer un diálogo y comunicación voluntaria sobre el hecho que originó el conflicto penal, y posibilita que la reparación tenga un carácter restaurativo, más allá de la compensación de los daños y de los perjuicios (Artículo 319 del Código).

  • Círculos Restaurativos

Los círculos restaurativos en virtud al Artículo 320, son aquellos que procuran la participación y el acercamiento de las partes, así como de la familia y la comunidad, para restablecer los vínculos afectados por la comisión del delito.

  • Programas de Orientación Socio-educativos

Es un mecanismo, que se aplica sin participación de la víctima, son programas personalizados e integrales de acompañamiento y seguimiento a las personas adolescentes en el Sistema Penal.

Son diseñados e implementados por las instancias departamentales de gestión social (SEDEGES), en el marco de sus competencias, en base al diagnóstico realizado por el equipo interdisciplinario, a través de la elaboración de un plan integral de orientación para cada persona adolescente en el Sistema Penal, y en su caso para su familia. Contendrán aspectos a desarrollar en los ámbitos, familiar, educativo, laboral ocupacional y espiritual.

Ventajas implementar el Enfoque Restaurativo en el Sistema Penal para Adolescentes

Por sus características, principios y valores de la Justicia Restaurativa, sus mecanismos constituyen herramientas apropiadas para alcanzar los fines socioeducativos del sistema penal para adolescentes, ya que:

  • Para los adolescentes la ley puede resultar muy abstracta. Es más fácil para un adolescente entender las consecuencias de su acto cuando puede apreciar la aflicción de la víctima.
  • Posibilitan a los y las adolescentes a asumir su responsabilidad – que comprenda que el delito no es sólo la violación a una norma, sino es también la violación de derechos de una o más personas, que es una conducta dañosa y ofensiva- y reparar el daño causado con la participación directa del autor/víctima y de la comunidad, evitando la reiteración en la conducta delictiva.
  • Porque la reparación tiene efectos educativos y resocializadores. La reparación puede ayudar al adolescente a comprender las consecuencias de su acto, pero también le da la oportunidad de reivindicarse y de restituirse él mismo como persona.
  • Porque trabajar sobre la base de la responsabilidad del adolescente es clave para su educación como ciudadano, por cuanto se le considera sujeto de derechos, capaz de responder por sus actos.

Retos por delante

Uno de los principales retos, es contar con los recursos necesarios para la implementación de la Justicia Restaurativa, ya que se precisa infraestructura (Centros de Orientación), recursos económicos y humanos especializados, para apoyar la aplicación de mecanismos restaurativos, formación de la comunidad y de los intervinientes en el proceso.

A su vez, se debe trabajar con las víctimas y la comunidad para que entiendan y acepten la figura, pues existe la posibilidad de que la comunidad crea que se trata de medidas permisivas y no formativas.

Finalmente, el programa de Justicia Restaurativa requiere la coordinación de diferentes organizaciones. Por lo tanto, la conformación de redes institucionales, integradas por sociedad civil y entidades públicas, es una tarea fundamental en la construcción de este sistema especial y especializado.

Rounded image

Yana Phuska Rojas Gonzales

Estudió Máster en Cultura de la paz, conflictos, educación y derechos humanos en la Universidad de Granada, actualmente desarrolla sus actividades en la ciudad de La Paz.