1917: Conquista del poder

La seducción de la Revolución Rusa

Andrei Schelchkov
Publicado en febrero 2018 en La Migraña 25
Rounded image

La revolución rusa en los primeros momentos tuvo impacto en América Latina en círculos muy reducidos de la intelectualidad progresista y muy pequeño número de los revolucionarios locales, sobre todo los anarquistas. La intelectualidad siempre es la portadora de las nuevas ideas y vientos frescos que la revolución despertaba y las nuevas esperanzas y visiones del mundo.

La revolución en los tiempos modernos era una gran seductora de la intelectualidad, una famosa filósofa y socióloga Hanna Arendt indicaba que los intelectuales, artistas y pensadores se juntaban en el movimiento revolucionario porque la misma palabra el burgués era inadmisible y odiosa desde el punto de vista estético más que del político. El sentido histórico y la importancia de los acontecimientos en Rusia fueron comprendidos en primera instancia por la intelectualidad progresista ya que otros estamentos de la sociedad recibían el mensaje de los revolucionarios rusos desde los intelectuales locales.

Es indiscutible el lugar de los primeros divulgadores de las ideas que recibían desde Rusia, pero si vamos a comparar el primer impacto y las primeras visiones de lo que aconteció en Rusia con lo que vino después cuando la revolución bolchevique triunfó en Rusia después de una cruenta guerra civil, cuando se instaló la internacional comunista la propia edición de la revolución fue cambiando, tergiversando, tomando unas dimensiones e interpretaciones que hoy en día muchos investigadores ponen en cuestión.

Los comunistas soviéticos, los comunistas rusos, realmente desde la conformación de la internacional comunista formaron un equipo de propaganda excelente que llegó a todo el mundo y a América Latina una visión unilateral de los acontecimientos revolucionarios en Rusia y eso se convirtió en un dogma para muchos círculos revolucionarios. Para esto inclusive fueron creadas instituciones tales como: Escuela Leninista en Moscú, donde se preparaban los cuadros políticos para los Partidos Comunistas de América Latina y de todo el mundo. La Universidad de los Pueblos de Oriente y países oprimidos y otras instituciones en cuya tarea principal estaba enseñar la visión bolchevique de la Revolución Rusa como modelo único que determine la política y práctica del movimiento comunista internacional y la intransigencia de la internacional comunista hacia posiciones heterodoxas fue muy rígida provocando purgas y expulsiones de unos revolucionarios de las filas del movimiento comunista.

Hoy en día en la historiografía rusa y también en la internacional hay una gran polémica sobre la periodización de la Revolución Rusa y ya no hablamos de la Revolución de Octubre como tal, la Revolución Rusa es ya aceptada por la mayoría de los investigadores, de los estudiosos que la Revolución Rusa comenzó en febrero, ojo yo voy a utilizar las fechas según un viejo calendario ruso que tiene 13 días de diferencia. La Revolución por el calendario que hoy en día nosotros usamos sucedió en marzo pero nosotros la llamamos la Revolución de febrero porque por el viejo calendario eso fue en febrero.

A partir de la revolución de febrero comienza la Revolución que termina en 1922 cuando acaba la guerra civil en Rusia, también de otro lado hay una corriente de los agraristas, de los campesinistas encabezados por Teodoro Shanen, un famoso sociólogo e ideólogo del campesinismo inglés ruso, que declara que la Revolución Rusa comenzó en 1902 y duró hasta 1922 cuando fueron sofocadas las últimas sublevaciones campesinas en contra del poder bolchevique.

También sigue siendo vigente y muchos comparten esta visión tradicional de la historiografía soviética que dividía todo el proceso revolucionario en tres revoluciones: la primera 1905 – 1907, la segunda democrática burguesa en febrero de 1917 y después la socialista de octubre hoy día justamente celebramos, un evento único de 100 años de este cambio político en Petrogrado el 25 de octubre según viejo calendario.

Aparentemente desde febrero, desde primeros días de la revolución, aunque la visión tradicional la denomina democrática burguesa, que parece también muy extraño que a partir de febrero hasta octubre había capitalismo y luego a partir de octubre socialismo, y que el capitalismo que había en Rusia apenas unos meses, eso parece que tiene un poco de falta de lógica. Pero también la mayoría de los historiadores hoy en día están de acuerdo con la visión de que desde febrero la Revolución Rusa ya tiene un fuerte elemento socialista, ya desde febrero en todas las plazas, en todas las calles de Petrogrado, de Moscú y de todas las ciudades rusas andaban con banderas rusas, hasta los príncipes de la familia real andaban en la calle con lazos rojos y hablaban del socialismo. Inclusive los líderes del partido que hoy podría ser un partido de ultra derecha de los democráticos constitucionales (MILUKOV) decían que la ola socialista llevó hasta muchos miembros de su partido hacia el socialismo, pero ¿Cuál socialismo?

Desde los primeros días estuvo de manifiesto el carácter democrático, anticapitalista, socialista en forma, en contenido de la revolución y del movimiento social sobre todo desde el momento de la creación de un poder alternativo en forma de los Soviets que son consejos como se traducen del ruso y el propio Lenin era el primero en el partido Bolchevique que lo entiende que lo ve, y destaca en las tesis de abril de 1917 que parecieran hasta sus propios correligionarios era una locura en ese momento lo que él decía y él destaca que la revolución democrática, radical que está desarrollándose en Rusia ya tiene elementos socialistas y tiene todos los chances de convertirse en la revolución socialista y pone un plan concreto para esto.

Pero el elemento predominante en la revolución era el contenido igualitario que dominó todo el período de la revolución que consistió en la destrucción de la sociedad estamental cuando los plebeyos de la ciudad y del campo reivindicaban la igualdad ciudadana y es un elemento muy importante la destrucción de la sociedad estamentaria , donde existían varios estamentos los privilegiados y no privilegiados y eso demuestra cómo fue polarizado la sociedad rusa, ya cuando estaba la guerra civil una personaje que se llamaba Boris Sokolov que era secretario privado de Kerenski ya estaba en plena guerra civil, el estuvo en la parte norte del país donde estaban los blancos y él después escribe en sus recuerdos que encontró dos soldados hablando del terror de los blancos y de los rojos porque la guerra civil fue muy cruel de ambos lados y un soldado dice que mira como se portan los blancos, como los maltratan, como los humillan y el otro soldado le dice, pero del otro lado los rojos también hacen lo mismo hasta más cruel y el otro soldado le responde: bien, está bien porque podemos soportar eso de los nuestros porque son como nosotros, son del pueblo pero no podemos soportarlo de los nobles.

Este odio hacia los privilegiados, hacia los nobles marcó todo el desarrollo de la revolución desde los primeros días de febrero hasta el fin de la Guerra Civil.

En el tiempo soviético lamentablemente fue borrada la memoria que había existido de dos ramas del socialismo ruso que tuvieron más manifiesto en este período crucial de la revolución desde febrero hasta octubre, unos eran los marxistas y los otros eran los llamados los Narótnik que a veces lo traducen como populista, pero no es correcta esta traducción aunque Narot es pueblo, entonces a veces podemos llamarlos populistas para no complicar con los términos y dentro del socialismo ruso, habían esas dos corrientes muy importantes y los populistas adoptaron el marxismo ya a partir del siglo XX y lo unieron con la ideología de los populistas del siglo XIX con el socialismo campesino dando la creación de los socialistas revolucionarios.

Uno de los ideólogos y líderes de los Eseristas socialistas revolucionarios es Victor Schernov tiene entre sus fuentes ideológicas, entre sus maestros no solamente a Marx y Engels, sino a Mijailovsky que eran los populistas que no eran marxistas. Schernov era crítico del concepto económico de Marx, insistiendo, los populistas insistían en los aspectos morales de la revolución que debe venir y no estaba de acuerdo con Marx que el campesinado era la clase reaccionaria, subrayando el potencial revolucionario de los campesinos rusos, el concepto que ellos heredaron de los populistas.

Pero la visión bolchevique de los Eseristas no dicen que eran portadores de las ideas del socialismo campesino pero no es cierto, ellos representaban toda la Rusia plebeya y popular, ellos decían que existe una sola clase trabajadora compuesta por la clase proletaria, clase campesina y los individuales (Intelligentia).

En sus documentos, en el programa del partido, ellos inventaron hasta un término “Clase laboral trabajadora” que incluía todas las clases oprimidas de la sociedad (…) multiclasista.

Los populistas partían de la premisa de buscar el camino menos doloroso al socialismo, evitando el capitalismo desarrollado con proletarización del campo, en realidad ellos han elaborado todo lo que es una teoría que hoy en día es más conocido como la teoría del capitalismo periférico. Cuando decían que el capitalismo tiene buenos elementos solamente en los países donde nació como Inglaterra, Países Bajos, Europa Occidental y cuando es trasladado a los países dependientes y atrasados habitualmente asume rasgos negativos, especulativos y que a veces lo llaman vende patrias, o sea de compradores, y ellos indicaban que el capitalismo nació en Rusia tenía esos elementos del capitalismo periférico y tuvo muchos defectos y consecuencias negativas para la población, por eso hay que buscar, decían ellos, el camino menos pesado para el campesinado hacia la modernización, o sea hay que buscar una alternativa al socialismo.

Porque los marxistas decían que el campesinado debe pasar por la caldera de la fábrica y ser eliminado por la fábrica como estrato social. Los bolcheviques no discutían con eso, estaban de acuerdo y los mencheviques tampoco, los Eseristas estaban en contra de esta idea de eliminación del campesinado ya que lo consideraban como guardianes de la cultura y tradición nacional rusa, por eso su camino al socialismo se basaba en la socialización de la tierra, en las ideas colectivistas de los campesinos rusos sobre el trabajo y la comunidad. Insistían que el pueblo ruso, la plebe, lleva un fuerte patrimonio colectivista y democrático y hay que utilizar en la transformación socialista.

En lo político los Eseristas tradicionales optaban por la alternativa democrática del socialismo y la minoría del partido de los Eseristas después evolucionó hacia el socialismo autoritario y se juntaron con los bolcheviques, como era un partido muy numeroso, según algunos historiadores, en febrero al partido Eserista llegó a un millón de personas, era un partido mayoritario en la revolución rusa y eso fue totalmente callado por la tradición de historiografía soviética.

En la revolución de febrero estaban claras dos propuestas de idea de revolución, una es Eserista democrática y otra no democrática representada tanto por los Eseristas de izquierda como por los bolcheviques y esas dos vías del desarrollo se manifestaron en la actitud hacia la Asamblea Constituyente. Los Eseristas de izquierda a lado de los bolcheviques apoyaron la disolución de la Asamblea en enero de 1918, justificando su actitud y la de los bolcheviques inventando un nuevo término, ellos en vez de democracia preferían decir “el poder trabajador” en el cual no se
dejaban derechos políticos a otras clases sociales de la sociedad que no sean obreros y campesinos.

Lo más importante en las diferencias que tenían en el concepto bolchevique de la revolución con los Eseristas consistía en el problema de la transformación del país, los Eseristas decían que el Socialismo no debe prever nacionalizaciones, debe prever socialización de tierra, de fábricas, de bancos ¿Cuál es la diferencia? Y Lenin tuvo que adoptar el programa agrario de los Eseristas porque así lo querían los campesinos, que consistía en que toda la tierra, el campesino ruso vivía en una comunidad de reparto, cada 12 años se repartía la tierra entre las familias igualitariamente.

Desde 1893 el Zar decretó que este reparto debe pasar solamente una vez cada 12 años, entonces si calculamos el primer reparto 1905 durante la primera revolución rusa, otros 12 años viene la segunda revolución rusa en 1917, otro reparto y en 1929 es el inicio de la colectivización del campo por Stalin, algunas coincidencias históricas, el campesino ruso que vivía en la comunidad negaba que la tierra puede pertenecer a alguien, la tierra es de nadie porque pertenece a Dios, por eso los Eseristas partiendo de esta premisa decían que hay que socializar la tierra o sea, que hacerla común y de nadie y entregarla a los comités agrarios compuestos por los miembros de la sociedad civil, desde abajo hasta arriba y no al Estado.

Lenin adopta esta idea, la proclama, pero de contrabando trae la idea de nacionalización y después cuando termina la guerra civil y ya no hay ningún Eserista que desde el 22 están en la cárcel, el poder soviético nacionalista, realmente realiza esta titulación de la tierra y despoja al campesino de sus tierras. El decreto de tierra era muy importante en toda la revolución porque permitió, desde que el decreto fue declarado por Lenin, a los bolcheviques quedarse en el poder porque los campesinos apoyaron a los bolcheviques y los Eseristas todo el tiempo decían que no iban a hacer todavía la reforma agraria, porque estamos en la guerra con Alemania, porque en el momento que declaramos la reforma agraria, todos los soldados que eran campesinos en uniforme, van a abandonar el frente y van a repartir sus tierras en sus aldeas; y así sucedió, pero Lenin quería conquistar el poder si o si y por eso aceptó el programa de los Eseristas que querían hacerlo solamente después del fin de la guerra y en eso Lenin demostró gran habilidad política y con eso el ganó y los Eseristas perdieron su chance de realizar su modelo de socialismo no autoritario, democrático y no estatal.

Rounded image

Andrei Schelchkov

Investigador, Doctor de la Academia de Ciencias de Rusia (1989). Titulado en la Facultad: Instituto de la Historia Universal. Posee estudios investigativos sobre la Historia Boliviana del Siglo XIX, Bolivia en el siglo XX, La Internacional Comunista y América Latina. Publicó varios libros como: “El Régimen del Socialismo de Estado en Bolivia”, “En Umbrales del Socialismo Boliviano”, entre otros.