Balance del desarrollo y retos actuales

Las autonomías indígenas

Gonzalo Vargas Rivas
Publicado en en La Migraña 26
Rounded image

Más allá de las estructuras territoriales e institucionales, que desde la etapa colonial y posteriormente en la etapa republicana, se fueron imponiendo sobre los pueblos ancestrales, éstos, a lo largo y ancho del país, siguieron y siguen practicando formas propias de autogobierno y gestión de sus territorios, rigiéndose por sus propios sistemas organizativos y normativos.

La persistencia por mantener estas formas propias de organización territorial y autogobierno refleja la decisión consciente, por parte de los pueblos indígenas, de conservar sus propias formas de ocupación espacial, de organización, de recreación y defensa permanentemente de su identidad y cultura. Esta fuerza identitaria y organizativa se expresa a través de la historia como un tránsito permanente, no solo de resistencia a la imposición de formas ajenas, sino de la búsqueda de transformación de esas estructuras de dominación colonial.

Esta lucha ha llevado al escenario público debates que antes se daban casi exclusivamente en ámbitos académicos, y resultado de éstos nace la nueva Constitución Política del Estado (CPE), que proporciona los cimientos para esta transformación, estableciendo la plurinacionalidad como nuevo horizonte histórico y social, reconociendo bajo un mismo Estado, la existencia de dos proyectos civilizatorios: el proyecto civilizatorio moderno occidental, y el comunitario de las naciones y pueblos indígena originario campesinos (NPIOC), con sus estructuras organizativas y territorio propios. Pero la nueva Constitución no solo reconoce su existencia precolonial, sino que con base en el “dominio ancestral sobre sus territorios, garantiza su libre determinación en el marco de la unidad del Estado, que consiste en su derecho a la autonomía, al autogobierno, a su cultura, al reconocimiento de sus instituciones y a la consolidación de sus entidades territoriales”.

De esta manera, la CPE establece los elementos fundamentales para la construcción de autonomías indígenas y su incorporación a la estructura y organización territorial del Estado.

El significado de Autonomía Indígena Originario Campesina en el contexto de la aplicación constitucional

Cuando hablamos de la Autonomía Indígena Originaria Campesina (AIOC), generalmente la concebimos, como una entidad equivalente a las Autonomías Departamentales o Municipales, lo cual es correcto, pero ello simplifica la complejidad de la Autonomía Indígena, que en nuestro concepto tiene dos dimensiones que es importante señalar, con la intención de aclarar algunas distorsiones o inexactitudes que generalmente se está dando en la opinión pública, la información periodística o análisis académico o político.

Estas dos dimensiones tienen que ver con que la autonomía implica, por una parte la acción del control territorial y la vigencia de la autoridad comunitaria, es decir, la Autonomía Territorial Histórica de las NPIOC, cuyo ejercicio lo han tenido durante cientos o miles de años; y por otra, la Autonomía como Entidad Territorial Gubernativa, que tiene connotaciones más administrativas y adopta un carácter híbrido, porque articula la relación entre la estatalidad y la organización comunitaria de las NPIOC.

Veamos brevemente estas dos dimensiones:

1. La Autonomía Territorial Histórica

La autodeterminación territorial ha sido la lucha más larga y la que más sacrificio ha exigido de los pueblos indígenas, pues el territorio es parte esencial de su vida, de su reproducción física, social, cultural y es reflejo de su evolución histórica.

El territorio es su espacio apropiado, culturizado, es su espacio vital, en el que los pueblos, desde sus orígenes, han desarrollado estrategias de organización para el acceso y uso sostenible de los recursos de biodiversidad para su sobrevivencia y reproducción cultural, para el que han diseñado sistemas de autoridades e instituciones basadas en lógicas de reciprocidad y redistribución. Esa es una parte importante de su autonomía que no han perdido completamente y que hoy, en los contextos históricos actuales, se proponen reivindicarlas1.
Para los pueblos indígenas el territorio es una condición básica que les permite la apropiación y culturización del medio geográfico exterior, a través de formas de control de ese espacio vital, “pero esta exterioridad también está conectada a una interioridad; el territorio es simbolizado, el territorio es incorporado a la cultura, o dicho de otro modo, la comunidad encuentra en el territorio su propia memoria, encuentra escrita su propia historia, es decir su autonomía histórica”2.

Aquí el derecho a la libre determinación se expresa como el derecho que tienen las NPIOC de practicar sus formas propias de organización y ejercicio de su autoridad; a “ser reconocidos legalmente como sujetos políticos colectivos por los Estados nacionales en los que se encuentran, con capacidad para proponer y participar como grupo en todos los sectores y organismos de la vida política, jurídica, social y económica del país, partiendo del derecho de poder hacerlo según sus propias formas de organización, sus autoridades y cultura”3, tal como lo expresa nuestra Constitución Política del Estado (CPE).

La asamblea comunitaria, es la expresión primordial del carácter de ese actor político colectivo que adquiere diferentes formas y nombres según los pueblos y sus regiones geográficas, es la expresión del ejercicio de la autoridad ancestral, es la expresión social de la comunidad, es en ella que el sujeto comunitario emite sus decisiones, como parte de su democracia comunitaria.

A partir de estos dos elementos: el territorio y la autoridad ancestral, podremos entender la dimensión de la Autonomía Territorial Histórica de las NPIOC que siempre la han tenido, y les ha permitido subsistir pese a las intenciones de los Estados republicanos liberales por eliminarlos de diferentes formas.

2. La autonomía como entidad territorial gubernativa

Es la otra dimensión de la Autonomía Indígena, como parte de su libre determinación en el marco de la unidad del Estado, el derecho a la autonomía y a la “consolidación de sus entidades territoriales, conforme a [la] Constitución y la ley” (Art. 2. CPE).
En las definiciones que establece la Ley Marco de Autonomías y Descentralización, (Art. 6. II), señala que:

Entidad Territorial.- Es la institucionalidad que administra y gobierna en la jurisdicción de una unidad territorial, de acuerdo a las facultades y competencias que le confieren la Constitución Política del Estado y la ley.

La “entidad territorial” es una forma en la que las NPIOC, construyen una institucionalidad gubernativa que adquiere la identidad de ese pueblo y que les permite tener presencia en un ámbito amplio del Estado. La Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, elevada a rango de Ley por el Estado boliviano (Ley 3760 de 7 de noviembre de 2007), establece que “Los pueblos indígenas tienen derecho a conservar y reforzar sus propias instituciones políticas, jurídicas, económicas, sociales y culturales, manteniendo a la vez su derecho a participar plenamente, si lo desean, en la vida política, económica, social y cultural del Estado” (Art. 5).

Ese derecho de participación plena en el Estado puede darse de diferentes maneras. Señalar dos ligadas a la vida política: Una a través de la participación en la estructura y organización funcional del Estado, como son los Órganos: Legislativo, Ejecutivo, Electora, Judicial y Tribunal Constitucional; en las instancias gubernativas subnacionales, como los Gobiernos Departamentales y Municipales, en algunos de ellos mediados por los partidos políticos4.

La otra participación en la institucionalidad estatal se da a través de sus AIOC que se dilucidaron en el contexto del debate constitucional, como parte del derecho a la libre determinación de las NPIOC, y emergen a través de los territorios ancestrales, actualmente habitados por esos pueblos y naciones, siendo esos territorios los Municipios cuya población se autoreconoce mayoritariamente como indígena originario campesina, y los Territorios Indígena Originario Campesinos (TIOC).

Esta es la otra dimensión de la Autonomía Indígena, como Entidad Territorial Gubernativa, que tiene connotaciones más administrativas y de un carácter, quizás híbrido, porque está entre la presencia y acción comunitaria de gestión de los territorios de las NPIOC y la institucionalidad estatal que, propone un conjunto de normas, reglas y procedimientos, en tanto es institución que corresponde a la estructura gubernativa autonómica del Estado Plurinacional.

Dicho esto, podemos afirmar que la AIOC en esta segunda dimensión, es decir como Entidad Gubernativa, significa tres cosas:

  1. Consolidar sus territorios ancestrales actualmente ocupados, como parte de la organización territorial del Estado boliviano.
  2. Construir un gobierno propio para la administración y gestión de recursos que el modelo autonómico prevé.
  3. Proyectar su desarrollo o “Vivir Bien” desde sus propias particularidades culturales y estrategias territoriales, mismas que se deben fortalecer con el aporte de la ciencia y tecnologías modernas.

Complejidades en la construcción del Estado Plurinacional

Hemos dicho que la CPE emergida como resultado de importantes procesos sociales y políticos, se ha constituido en la base para las transformaciones que se vienen operando en el modelo de Estado monocultural, para superar la discriminación, el racismo, el autoritarismo; en suma el colonialismo interno que se prolongó con el Estado republicano y la herencia cultural occidental, estableciendo la plurinacionalidad como nuevo horizonte histórico.

Sin embargo, romper con ese modelo de Estado colonial no es una tarea sencilla, estamos en un punto de partida, en un momento o proceso de transición histórica de largo plazo, y por tanto, con la previsión de muchos problemas y complejidades, y como dice Boaventura de Sousa Santos5:

“El problema de estos procesos es que las sociedades no pueden vivir en el largo plazo, sino en el corto; y a corto plazo es más probable que la vieja política subsista e incluso domine, a menudo disfrazada de nueva política. Es decir, este tipo de proceso de transición paradigmática está sujeto a numerosas perversiones, boicots, desvíos y sus peores adversarios no siempre son quienes se presentan como tales”.

Podríamos decir que, en la propia institucionalidad estatal, existe una falta de comprensión de estos procesos sociales y se obstaculiza el camino de estos cambios, de estos procesos de transformación que están ocurriendo en varios lugares del mundo, donde se expresa una particular interpelación a la noción moderna (ya tradicional) del Estado-nación. La plurinacionalidad comienza lentamente a ser comprendida, y son las NPIOC, las que dan luces para su avance e interpelación a conceptos como: desarrollo, poder político y autonomía.

Cuestionamientos o distorsiones que se deben corregir

Pero también es importante aclarar algunas interpretaciones y definiciones, que están generando una equivocada concepción o distorsión del desarrollo de las AIOC, cuestión que podría evitarse si lográramos entender adecuadamente las dos dimensiones de la autonomía indígena. Por ejemplo:

Respecto al referendo de acceso a la Autonomía. Se afirma que si la decisión por la autonomía ha sido consensuada al interior del territorio de la NPIOC correspondiente a un Municipio, esta no tiene por qué someterse a referéndum. La CPE (Art. 294, II) establece que: “La decisión de convertir un municipio en autonomía indígena originario campesina se adoptará mediante referendo”, no así en aquellas que van vía TIOC, donde la norma privilegia los procedimientos deliberativos de los pueblos indígenas, probablemente porque las poblaciones en estos territorios son homogéneas. Pero, por ejemplo en Charagua, municipio convertido a la AIOC, la población guaraní es del 60%6 mientras que el otro 40% está conformado por otros grupos no indígenas entre ellos los menonitas7.

Ante poblaciones pluriculturales como esta, aunque la mayoría sea indígena, no se puede desconocer el derecho de los otros grupos y en previsión del respeto de estos derechos la CPE prevé el referendo.
Similar situación sucede en el caso de la aprobación de los estatutos autonómicos. Sin embargo, en este caso ha emergido un problema y es que en los Municipios convertidos a la AIOC, las Autoridades Municipales se han opuesto a los estatutos autonómicos inviabilizando su aprobación, por lo que en estos casos, la CONAIOC8 ha analizado y resuelto en sus últimas asambleas, estudiar una manera de superar el boicot de las autoridades municipales apelando a sus propias normas y procedimientos, como único requisito y obviando el referendo. Sin embargo, la posibilidad de esta medida podría estar limitada a las AIOC (de conversión de Municipio o de TIOC), con homogeneidad cultural; y en aquellas donde hay una importante presencia de población no indígena, dar lugar a formas basadas en la Democracia Intercultural, que en todo caso sería menos atentatorio que un mecanismo de la democracia liberal, como el referendo que inadecuadamente manejado en territorios indígenas, se torna perverso.

Los Estatutos Autonómicos

Se afirma que las NAPIO tienen un derecho eminentemente oral y no tiene por qué generar normas escritas y asemejarse a la jurisdicción ordinaria, lo cual es correcto, porque es una dimensión que corresponde al ejercicio de su territorialidad; pero no podemos decir lo mismo de su “entidad gubernativa” que requiere de un Estatuto, respecto al cual incluso se ha llegado a decir que no debería estar escrito. Es importante aclarar que el Estatuto, es una “norma institucional básica”, que regula el funcionamiento de la entidad territorial gubernativa autonómica o administrativa, y es la herramienta normativa que mediatizará o articulará la institucionalidad administrativa de las NPIOC con la institucionalidad Estatal, por tanto es una herramienta que debe estar escrita; y el carácter que está adquiriendo es que es una norma marco, con parámetros generales, para luego, a través de sus leyes de desarrollo determinar aspectos más específicos.

La Ley Marco de Autonomías y Descentralización (LMAD)

Los contenidos mínimos establecidos en el Art. 62, no son exigencias rígidas, son contenidos que pueden desarrollarlos de manera integral o no, o a través de su legislación posterior; y en relación al desarrollo competencial, las AIOC tienen un carácter potestativo, pues los pueblos indígenas determinan qué competencias quieren asumir, de manera gradual y de acuerdo a sus capacidades.

También se afirma que la LMAD marca un trato diferente entre las Autonomías Departamental y Municipal frente a las AIOC, pues las primeras pueden desarrollar sus Estatutos o Cartas Orgánicas de manera gradual o aún no tenerlas, en tanto van desarrollando su gestión de gobierno. En contraposición para las AIOC el estatuto es un prerrequisito para la constitución de sus gobiernos y el desarrollo de su gestión pública.

Es necesario reconocer aquí, que el gobierno departamental ya existía previamente bajo la forma de prefecturas, con gobiernos constituidos y con larga experiencia de gestión pública; similar situación sucede con los municipios. En cambio, las AIOC, como Entidades Territoriales Gubernativas o administrativas, se van constituyendo por primera vez en la historia del país, y el Estatuto es la norma donde está establecido la forma y constitución de su gobierno, y no estamos hablando de su autonomía ancestral territorial. Por eso es importante hacer la diferencia de esas dos dimensiones de la AIOC.

De todas formas el año 2015, en la coyuntura de las elecciones municipales, desde la CONAIOC y el por entonces Viceministerio de Autonomías Indígenas se había sugerido a las instancias competentes, que en los Municipios convertidos a la AIOC, que contaban con Estatutos aprobados por normas internas e incluso enviados al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para el control de constitucionalidad, no se proceda a la elección de nuevas autoridades municipales, correspondiendo una elección transitoria de gobiernos indígenas con una normativa básica, con el fin principal de acelerar la consolidación de los Gobiernos de las AIOC. Esta sugerencia no fue tomada en cuenta.

El certificado de ancestralidad

Si bien este es un requisito establecido en la LMAD (Art. 56, I), se afirma que los pueblos indígenas no tienen obligación de solicitar este instrumento al Estado. Aquí surge una preocupación. De estar este criterio en manos de los propios pueblos, ¿qué se hace en el hipotético caso de conflictos entre ellos? o ¿la suplantación de la representación indígena? En las últimas décadas se ha intensificado la movilidad o migración, principalmente de occidente (aymaras y quechuas) a territorios de lo que se denomina tierras bajas, y hubo casos de expresión de interés de estos migrantes por las AIOC en estos territorios.

Se afirma también que la otorgación de la certificación es un trámite engorroso. Sin embargo, este no requiere de mayor trámite que la presentación por parte de las autoridades demandantes de la Autonomía, de fotocopias simples del trámite previo de propiedad agraria como Tierra Comunitaria de Origen.

Por su parte, la certificación de viabilidad gubernativa y base poblacional, que tiene como fin evitar la emergencia de entidades territoriales gubernativas con poca población y con institucionalidad endeble, que reproduzca gestiones deficientes de municipios pequeños con población menor a cinco mil habitantes y por tanto con pocos recursos; y en poco tiempo generen desazón en su población. Alternativamente, en el marco del derecho de los pueblos indígenas a su libre determinación, la LMAD para poblaciones demográficamente pequeñas, ha tomado la previsión de los Distritos Municipales Indígena Originario Campesinos, que son instancias descentralizadas de los Gobiernos Municipales.

Un breve balance del camino que transitan las AIOC

Señalaremos los aspectos que más han ido destacando en el proceso.

Dificultades

  • Temores en sectores de la población no indígena al interior de las AIOC que se alían con alcaldes y partidos políticos, y suponen –infundadamente– que sus derechos serían violentados. Se suman sectores minoritarios de la población indígena que se ha desarraigado culturalmente de sus pueblos y del control comunitario.
  • En los municipios en conversión, la oposición interna por parte de las autoridades municipales (que son también indígenas) que defienden el modelo municipal, a contrapelo de la decisión mayoritaria de sus pueblos desarrollaron campañas de oposición y acusaciones infundadas a supuestas insolvencias económicas que tendrían los gobiernos de las AIOC. San Pedro de Totora (Oruro) y Huacaya (Chuquisaca) han sufrido el acoso y la obstaculización más vergonzosa.
  • La implementación de las AIOC en territorios ancestrales, representa una amenaza al modelo municipal, que como modelo de gestión, principalmente ha generado élites locales, que han promovido oposición a las AIOC a nivel local en resguardo de sus privilegios, de sus redes clientelares y de corrupción.

Si las alcaldías hacen contracampaña y los hermanos se han desfazado del control comunitario, hay que reflexionar, ¿cómo podemos ser miembros de un territorio? No basta con tener tierra, sino aceptando sus normas y procedimientos, reconocimiento mutuo, si alguien va contra eso hace alta traición a su territorio, promueven otras organizaciones y no apoyan la autonomía. (Zenobio Fernández, ex autoridad de la nación Qhara Qhara)9.

  • Las organizaciones matrices de las NyPIOC, que han debatido e incorporado en la CPE, las AIOC, tienen una débil relación con éstas y no se involucran ni apoyan los procesos.

Totora Marka está estructurada dentro de CONAMAQ, sin embargo, nuestro representante, no ha apoyado el proceso autonómico, cuando debería hacerlo. (Miguel Soto Apu Mallku de Jach’a Karangas).

La CIDOB y la APG no han apoyado el proceso autonómico, pero si las instituciones, porque se necesitan muchos recursos y ánimos.10

Sobre la palabra indígena, en la región de Macharetí, hay ganaderos que los guaranís denominamos qarai (no indígenas), hay bartolinas, los campesinos, la federación, de la centralía, ellos no se identifican con lo indígena, con lo guaraní, y se han opuesto a la autonomía. (Roberta Chambaye, primera Mburuvichá de la zona de Macharetí)11.

  • Algunas dirigencias regionales y nacionales aparentemente han abandonado la lucha por la tierra y territorio que tiene uno de sus desenlaces en el debate constitucional y la apertura de las AIOC, ha sido reemplazado por la disputa por el acceso a lugares en la institucionalidad pública.
  • Burocratización del proceso de implementación de las AIOC en las instancias públicas del nivel central que tiene como resultado la demora en los trámites.
  • En las instituciones del Estado, no se comprende los alcances de la nueva CPE y se cierne un peligro de retroceso hacia el modelo municipal, la institucionalidad Estatal, no asume el desafío de generar normativa intercultural para los GAIOC, siendo esto parte de los desafíos para construir el modelo de Estado Plurinacional.
  • La primera Autonomía constituida: Charagua Iyambae, tiene dificultades por los obstáculos y trabas en los ministerios que tienen una visión liberal. Los proceso de contratación, compras públicas, etc. Con normativa emergente de la Ley 1178 SAFCO, no han sido adecuadas a las AIOC y son trabas para la autonomía indígena.

Avances

  • La creación de la CONAIOC, como instancia de coordinación, consulta, representación y concertación de las AIOC, ha sido un acierto y se ha constituido en una pieza clave para el avance de las autonomías indígenas en el país. Ha facilitado el encuentro de los procesos autonómicos tan diversos entre sí y ha sido el nexo con la institucionalidad estatal, la cooperación internacional y otras instituciones que se sumaron al proceso.
  • A la fecha, tres AIOC ya han consolidado su gobierno, han elegido sus autoridades por normas y procedimientos propios, Charagua Iyambae en Santa Cruz, que además ya lleva un año del ejercicio de su gestión pública, Uru Chipaya en Oruro y Raqaypampa en Cochabamba, estas dos últimas han iniciado el desarrollo de su gestión pública en enero de este año, constituyéndose en un hito muy importante en la larga marcha larga de consolidación de las AIOC, siendo además una motivación para las que vienen por detrás.
  • Desde el nivel central del Estado, se ha contribuido en el fortalecimiento de capacidades, para las autoridades electas y personal seleccionado por sus pueblos, para adquirir información y destrezas principalmente en el ámbito administrativo, para la gestión en sus gobiernos autónomos, a través del Diplomado en Autonomías Indígenas, provisto desde la Escuela de Gestión Pública Plurinacional.
  • La presencia de las máximas autoridades del Órgano Ejecutivo (Presidente y Vicepresidente), en los actos de posesión de las Autoridades de los Gobiernos de las Autonomías Indígena Originario Campesinas y sus mensajes de aliento, son una señal positiva de que el Estado Plurinacional se va construyendo paulatinamente.
  • En la actualidad, en coordinación entre el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, el Viceministerio de Autonomías y el Servicio Estatal de Autonomías (SEA), se va trabajando la adecuación de las Normas Básicas para la administración pública establecida por la Ley 1178 SAFCO, como medida a plazo inmediato, para facilitar la gestión pública de los GAIOC que ya se han constituido e inician su gestión de gobierno.

Desafíos

  • Generar una gestión pública nacional más acorde a la realidad intercultural, que significa la elaboración o ajuste de normativas que faciliten el desarrollo de los Gobiernos de las AIOC.
  • En lo territorial: Formular la ley de creación y modificación de Unidades Territoriales que viabilice la consolidación de los Territorios Indígena Originario Campesinos (TIOC) resguardando las características que están tienen.
  • En lo económico: La generación de normativas que protejan y promuevan la economía comunitaria
  • En lo educativo y cultural: Aplicar con mayor consistencia las normativas respectivas. Currículo diversificado, currículo intercultural e intracultural.
    Generar nuevas epistemologías para un sistema académico destinado al vivir bien.
    Fortalecer alianzas interinstitucionales – Sinergias entre las propias NyPIOC.
  • En lo Local: Fortalecer a los GAIOC que se han constituido (Charagua, Raqaypampa y Uru Chipaya), contribuyendo a la consolidación de su institucionalidad.
    Avanzar y fortalecer la emergencia de un nuevo modelo de gestión pública de las AIOC que sea diferente al modelo municipal.
    Superar la visión y paradigma municipalista que ha quedado en los municipios convertidos a la AIOC, para transitar hacia una visión estratégica orientada al “vivir bien”, como modelo de desarrollo.
  • Se debe superar esa identificación que se hace de lo indígena con el pasado, y la modernidad como solamente occidental, principales argumentos de la mirada y actitud colonial. De lo contrario, se seguirán presenciando traspiés en los procesos de las AIOC. Estas Autonomías deben visibilizar alternativas de desarrollo coherentes con el paradigma del “vivir bien”, articulando los saberes y estrategias organizativas y económicas ancestrales, con los importantes aportes de ciencia y tecnología modernas.
  • Finalmente, la garantía del desarrollo y consolidación de las AIOC se sostendrá principalmente en la capacidad de sus impulsores, de incorporar activamente a la juventud de sus territorios, y establecer un equilibrio de género. Este tránsito generacional del proyecto político de la reconstitución territorial, la autonomía, el autogobierno y la administración propia en un modelo de gestión pública emergente desde las lógicas comunitarias es la garantía para el avance del modelo de Estado Plurinacional.
 

DEPARTAMENTO

AUTONOMÍA
INDIGENA
VÍA DE ACCESO DESCRIPCIÓN
CHUQUISACA Huacaya Conversión de Municipio. 06/12/2009 En referendo de 9 de julio de 2017 su Estatuto fue negado con 58.6% de votos
Mojocoya Conversión de Municipio. 06/12/2009 En referendo 20 de noviembre de 2016 su estatuto NO fue aprobado.
Tarabuco Conversión de Municipio. 06/12/2009 Su Estatuto fue enviado al TCP el año 2013, el mismo fue devuelto con observaciones al procedimiento de aprobación. Aun no fue subsanado.
Macharetí Conversión de Municipio. 09/07/2017 Conformó su Órgano Deliberativo y están elaborando su Estatuto.
LA PAZ Charazani Conversión de Municipio.06/12/2009 Aprobó su Estatuto en grande. Analizan diferencias internas respecto al lugar de la sede de gobierno y la representación política al Órgano Legislativo. Está paralizado.
Jesús de Machaca Conversión de Municipio. 06/12/2009 Cuenta con dos Estatutos concluidos una por cada parcialidad. No lograron consenso sobre su organización territorial y los mecanismos para conformar su Órgano Legislativo.
ORURO Totora Marka Conversión de Municipio. 06/12/2009 En el Referendo aprobatorio de su Estatuto de 21 de septiembre de 2015, ganó el NO, a la fecha su demanda se encuentra paralizada.
Pampa Aullagas Conversión de Municipio. 06/12/2009 Cuenta con Declaración Plena de Constitucionalidad de su Estatuto. Por diferencias al interior de las comunidades está paralizado
Uru Chipaya Conversión de Municipio. 06/12/2009 Estatuto fue aprobado en Referendo de 20 de noviembre de 2016 con el 77%, por el SI. Están en proceso de inicio de su gestión pública.
Salinas de Garci Mendoza Conversión de Municipio. 06/12/2009 En fecha 12 y 13 de diciembre de 2017, se aprobó en grande y detalle su Estatuto, están en proceso de envío al TCP.
Corque Marka Vía TIOC 07/062015 Estatuto con declaratoria de constitucionalidad plena. Preparan de su Proyecto de Ley para la creación de Unidad Territorial, previo al referendo.
POTOSI Chayanta Conversión de Municipio. 06/12/2009 Han conformado su Órgano Deliberativo. Por diferencia entre la población indígena originaria y la urbana, el proceso se encuentra paralizado.
Jatun Ayllu Yura Vía TIOC 2016 Tienen conformado el equivalente al Órgano Deliberativo que está elaborando su Estatuto.
COCHABAMBA Raqaypampa Vía TIOC 28/032011 Estatuto aprobado en Referendo de 20 de noviembre de 2016 con el 92%. Tiene sus autoridades elegidas y posesionadas. En proceso de inicio de su gestión pública.
Pueblo Yuracaré Vía TIOC 2016 Conformaron su Órgano Deliberativo y se encuentra en la elaboración de su Estatuto.
SANTA CRUZ Charagua Conversión de Municipio. 06/12/2009 Se encuentra a un año de la implementación de la gestión del Nuevo Gobierno del GAIOC
Lomerio Vía TIOC 2012 Con declaración constitucional parcial de su Estatuto. Luego de hacer las adecuaciones a las observaciones, esperan declaración plena para habilitarse al referendo aprobatorio.
Gutiérrez Conversión de Municipio 20/11/2016 Tiene conformado su Órgano Deliberante y han concluido una primera versión de su Estatuto
Urubichá Municipio en conversión Cuenta con Certificado de Ancestralidad. Vienen trabajando el cumplimiento de requisitos para el Referendo de 2018 de Conversión de su Municipio.
Lagunillas Municipio en conversión Cuenta con Certificado de Ancestralidad. Vienen trabajando el cumplimiento de requisitos para el Referendo de 2018 de Conversión de su Municipio.
BENI OICA Vía TIOC 2013 Cuenta con Órgano Deliberativo conformado, y se encuentra en proceso de elaboración de su Estatuto. (Organización Indígena Cavineña)
TIM I Vía TIOC 2013 Estatuto con declaratoria de constitucionalidad plena. Preparan de su Proyecto de Ley para la creación de Unidad Territorial, previo al referendo.

Rounded image

Gonzalo Vargas Rivas

Antropólogo. Fue docente de la Universidad Católica Boliviana (UCB), Regional Cochabamba, con experiencia en Educación, Etnodesarrollo y Periodismo. Trabajó en municipios rurales y con pueblos indígena originario campesinos.

Fue Viceministro de Autonomías Indígena Originario Campesinas y Organización Territorial. Hoy es Director General de Organización Territorial en el Viceministerio de Autonomías del Ministerio de la Presidencia. Tiene varias publicaciones, entre ellas: “Los Desafíos del Estado Plurinacional Boliviano” (2011); “El Ordenamiento Territorial, un Espacio de Tensión entre la Sociedad Andina y el Estado Nacional” (2012); “El Desarrollo de la Democracia Intercultural en el Estado Plurinacional Boliviano” (2013); entre otras.